Entre la gran cantidad de herramientas y estrategias que han surgido, una de las que mayor relevancia ha tomado es el content marketing, también conocido como marketing de contenidos, el cual, a través de diversos materiales busca transmitir el mensaje de la marca, de un modo orgánico y menos intrusivos que otros canales de la mercadotecnia. Su importancia ha requerido del surgimiento y especialización del personal que trabaja con textos, videos o audio (que son algunos de los principales soportes con los que cuenta esta técnica). De ahí ha surgido lo que se conoce como content curator.

Sin embargo, ¿qué es un content curator? Este concepto, que también se puede conocer cómo curador de contenidos, es bastante similar a lo que en el mundo editorial de comprende como un editor, una persona con conocimientos profundos no sólo en ortografía y redacción, sino también los requerimientos que necesita una plataforma para cargar contenido de manera adecuada.

Un content curator también debe conocer a profundidad el estilo y el tono de la marca para la que se está haciendo algún material, con la finalidad de ajustarlos a estos criterios y que la comunicación de la firma se encuentre en todo momento unificada.

Entre las tareas con las que cuenta el content curator es que decidirá qué materiales se publican y en qué fecha debe hacerse esto, con la finalidad de mantener cautiva la atención del público meta con el que se está trabajando.

A diferencia de un editor, el content curator no está obligado a trabajar las relaciones públicas del blog o sitio para el cual está curando el contenido. Si bien puede estar involucrado de manera indirecta, lo más conveniente será que el departamento de relaciones públicas de la empresa se encargue de esta parte para evitar entorpecer sus tareas y su productividad no sea la que se está buscando.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL