Cuando se trata de creatividad, hay ideas tan poderosas que cambiar el curso actual que tiene una industria o un determinado sector. En tecnología esto pasa frecuentemente y quizá uno de los casos más actuales es el papel que están teniendo los chatbots y los robots en la automatización de algunos procesos. Sin embargo, esto pasa en prácticamente todos los campos del conocimiento y, por supuesto, el caso del marketing below the line no es la excepción. Esto está relacionado íntimamente con lo que se conoce como innovación disruptiva.

La innovación disruptiva es un concepto que fue acuñado por primera vez por Clayton Chrostensen y se puede definir como la idea o concepto que es capaz de cambiar una industria de manera radica, del tal modo que incluso transforme el rumbo de sus operaciones habituales.

En el caso del marketing BTL, una innovación disruptiva ha sido la utilización de la ciencia de datos para generar campañas, con la finalidad de que las información que se tenga ayude a generar acciones de alto impacto en el público meta al que van dirigidas.

Sin embargo, la innovación disruptiva se puede realizar en la propia campaña, esto, por medio del mensaje que busca comunicar. En función de la idea que quiera transmitir y el modo en el que lo haga, es posible que la marca o empresa en cuestión logre cambiar el modo de actuar o de pensar del público meta la que se dirige.

Este tipo de ideas tienen la finalidad de ser creativas, lo cual hace que sean muy llamativas. Como ya mencionamos, otra de las peculiaridades que tiene es que suele cambiar el modo de pensar o de actuar de las personas, lo que se ve reflejado en un cierto sector. Es importante conocer bien al público meta al que van dirigidas, para precisamente saber qué es lo que realmente los impactaría y los haría pensar.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL