El marketing ha evolucionado con el paso de los años. El mejor ejemplo de esto es que hace algunas décadas se centraba en los productos que realizaban las empresas y en los beneficios que le ofrecían a quienes lo adquirían. Algunos años después, el foco se centró en el consumidor, en sus necesidades y en su estilo de vida. Desde este punto, el buscar su satisfacción antes, durante y después de la compra se han convertido una prioridad para las empresas y para las marcas, donde el concepto de atención al cliente ha tomado cada vez más relevancia.

Sin embargo, muchas veces el concepto de atención al cliente se confunde con otros términos similares, por lo que vale la pena definirlo para tenerlo muy claro. Este concepto puede comprenderse como el servicio que ofrecen las empresas por medio del cual, los clientes que han adquirido un producto o servicio y presentan una queja, tienen alguna duda o quisieran realizar una aclaración, son atendidos de manera personalizada para garantizar que su satisfacción, de acuerdo con sitios como Luxor Technologies o Definiciones ABC.

Además de darle solución y seguimiento a las dudas, quejas o aclaraciones que tengan los consumidores, la atención al cliente buscará diseñar y generar canales de comunicación, por medio de los cuales las personas puedan expresar las inquietudes que tienen respecto a un determinado producto o servicio.

Cabe destacar que existen distintos tipos de atención al cliente, pero quizá el principal criterio de división para las variantes que existen es si este servicio se realiza de manera persona, vía telefónica o incluso a través de un chat.

Es importante mencionar que los colaboradores que trabajen en esta área deben tener mucha paciencia y facilidad de palabra. También deben ser capaces de crear ambientes de confianza y de tener un buen nivel de escucha activa, para encontrar la mejor solución a lo que le está planteando el cliente.

La atención al cliente brinda la oportunidad no sólo de garantizar siempre que sea posible la satisfacción del consumidor, sino también de registrar cuáles son los principales problemas que hay con los productos que se comercializan y poder solucionarlos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL