Cuando un cliente entra a un retailer, minorista o cualquier otro tipo de PDV, puede ver que su distribución tiene un diseño y espacio específico.

El hecho de tener los artículos electrónicos cerca de la entrada de una tienda de autoservicio, las nuevas colecciones al interior de un establecimiento departamental ubicadas también al entrar, y las cajas hacia los costados, no responde a una colocación que se base únicamente en el diseño de la tienda, sino también a una acción estratégica conocida como layout.

El layout en PDV representa una técnica o método utilizado para organizar y distribuir las diferentes áreas, departamentos o secciones dentro de cada establecimiento, así como en el acomodo de anaqueles, categorías, fabricantes y productos que irán en estantes, con el propósito de ser un factor de influencia en el journey del cliente.

Bajo está técnica, el retailer tiene la oportunidad de facilitar el flujo, circulación o movimiento del shopper al interior del PDV, lo que traerá como consecuencia que se dé el tiempo de ver gran parte de la tienda, mire otros productos o categorías, y se sienta motivado a gastar más de lo que tenía planeado.

Beneficios para los retailers y marcas

Además de redirigir al cliente hacia determinados espacios en cierto establecimiento, gracias a un buen diseño de layout se puede hacer un mercadeo cruzado en cada departamento, es decir, que con la colocación de refrescos, botanas y alcohol en la misma sección, se puede favorecer la rotación de los tres productos.

De acuerdo al Estudio de Retail 2017, elaborado por el Departamento de Investigación de InformaBTL, para un 15.3 por ciento el acomodo de producto en estante es un factor importante que es capaz de cambiar la decisión de compra del cliente.

Con un buen layout, el retailer hace que la estancia del consumidor sea más placentera, más cómoda y esto le permita mirar más productos, y en consecuencia, comprar más artículos de los previstos.

Así mismo, la distribución basada en está técnica favorece el óptimo desplazamiento del cliente al interior del PDV, evitando que la ubicación de ciertos departamentos, mobiliario o exhibiciones adicionales, interfieran con el tránsito del shopper.

Cada una de estas funciones y objetivos del layout se desarrollan con el objetivo de hacer más agradable y prolongada la estancia del consumidor, para que esto contribuya a elevar las compras de cada cliente, favoreciendo así a cada retailer y fabricantes.

Rodrigo Mondragón, director de Marketing de Herdez, comentó en entrevista que la empresa invierte y destina mayores esfuerzos al entendimiento del shopper y con ello obtener insights sobre sus hábitos de compra en PDV, y con ello crear estrategias que, junto con el layout, le den mayor visibilidad a sus marcas en anaquel.

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL