Como parte de las estrategias de mercadotecnia interactiva, el content marketing es una de las favoritas no solo de marcas, sino también del propio consumidor.

Y es que, gracias a su amplia variedad de formatos y la afinidad que muestran los clientes ante la información mostrada, es que esta acción es capaz de atraer, conectar y despertar en el target un sentido de pertenencia e identificación con la marca.

En México, usuarios de Internet suelen sentirse atraídos por contenido, en su mayoría visual o audiovisual. Según datos de IAB México, para consumir contenidos de entretenimiento, 91 por ciento recurre al video y 86 por ciento a imagen, mientras que para consultar contenido informativo y de análisis, 88 por ciento prefiere texto.

Insights psicológicos en pro de un buen contenido

Gracias a la generación de content marketing, la interacción entre marcas y consumidor incrementa, además de ser más inmediata; hay una optimización del engagement y la promoción de la firma es menos intrusiva, lo cual será agradecido por el cliente, quien recibirá y reaccionará de mejor forma a este tipo de contenido.

No obstante, para tener la certeza de que el público meta atenderá el content marketing realizado, y además ejecutará la acción que la marca busca que lleva a cabo, se necesita de una serie de insights que, en términos psicológicos, proporcionen información crucial sobre cómo reacciona el consumidor ante cierto contenido, qué espera de él y en qué forma le beneficia a la compañía.

Uno de los primeros insights que es pertinente rescatar es la fluidez cognitiva. Esto se relaciona con la cantidad de micromomentos que tiene el día a día de un consumidor y cómo es que éste reacciona ante contenidos digitales. En este sentido, el Content Marketing Institute señala que los humanos preferimos consumidor información sencilla, inteligible e inmediata, cualidades que permitirán que el target se enganche y reaccione, tal como sucede con los emojis, por ejemplo.

El principio psicológico de la prueba social es otro insight al que una marca debe prestar atención. Se refiere a esa tendencia que tenemos a confiar en las opiniones, sugerencias y comentarios emitidos por otras personas, ya sean conocidos, familiares o individuos ajenos a nosotros. ¿Por qué confiamos?, porque sí a alguien le vino bien comprar cierto producto, seguro a ti también, lo cual también aplica para atender contenido y determinar si se confía o no. De ahí que 70 por ciento de los internautas mexicanos afirmen que las reseñas en la red influyen en su opinión, según IAB México.

La teoría de conjuntos perceptuales es otro insight clave. Las personas solemos buscar, decidir y actuar con base en experiencias previas, por ello es que definimos a qué tipo de contenido se prestará atención.

Una cuarta percepción psicológica son los modelos de persuasión, que se refieren a darle al consumidor una motivación para responder ante determinado contenido, de ahí la importancia de crear content marketing relevante, contundente y fácil de comprender, evitando así que el público meta tome atajos en un sitio web o tienda online.

Y por último, pero no menos importante, la psicología del color que debe tener todo tipo de contenido. De acuerdo con dicho instituto, 90 segundos es lo que, en promedio, una persona demora en juzgar un nuevo producto, y casi un 80 por ciento se evalúa con base en el color.