El nuevo servicio de transporte privado DiDi entró en vigor en México el miércoles 21 de noviembre, y a escasos días de su inicio de operaciones la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) anunció que no podrá atender a aquellos usuarios que tengan quejas en contra de dicha empresa.

Con menos de una semana en funcionamiento en la Ciudad de México, usuarios que han hecho uso de la aplicación de DiDi ya han reportado problemas en el servicio, tales como cobros dobles de un mismo viaje, tarifas recalculadas y códigos promocionales que la empresa no valida. Cabe decir que Uber mantiene su liderato como la empresa de servicio de transporte privado más popular entre los mexicanos, al registrar cerca de 7 millones de usuarios en más de 30 ciudades del país.

Sin embargo, pese a la publicación de estas quejas la procuraduría manifestó que al no contar la compañía con un domicilio en México, no procede su participación o injerencia, tal como sucede con Uber, a la cual se le impuso una multa de 4 millones de pesos por publicad engañosa y cláusulas abusivas, de acuerdo con Rafael Gómez, Director General de Quejas y Conciliación de la mencionada institución federal.

En el apartado de términos y condiciones, DiDi muestra una dirección fiscal en Singapur, lo cual según la Profeco la imposibilita para hacerse cargo de quejas o denuncias que pudieran darse en el transcurso de los días.

No obstante el directivo de la procuraduría dijo que analizarán los términos y condiciones de DiDi, a fin de evitar que se cometa algún tipo de abuso en pagos, promociones y servicio ofrecidos a los clientes en México.

Información publicada por Reuters indica que esta compañía china comenzó a reclutar conductores en México a inicios de noviembre, además de señalar que la empresa planea recibir el 20 por ciento por cada viaje, cantidad menor al 25 por ciento que recibe actualmente Uber de sus conductores.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL