Con el propósito de orientar a los consumidores mexicanos sobre una posible alza en los precios de los productos de la canasta básica, tras el sismo del 19 de septiembre, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reportó que no hubo incremento.

Luego de los diversos cuestionamientos manifestados en redes sociales ante un probable aumento en alimentos básicos, luego de compras masivas que se realizaron durante los días sucesivos a dicho temblor y un posible desabasto de productos, la procuraduría realizó un levantamiento de información para verificar precios posteriores al martes 19 de septiembre.

Se monitorearon tiendas de autoservicio, mercado, tiendas de conveniencia y otros formatos minoristas, así como clubes de precio, a través del Programa Quién es Quien en los Precios.

Los resultados mostraron que los precios en artículos de la canasta básica no reportaron incrementos significativos, es decir, aumento no mayor a centavos.

Datos de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) indican que en 2015 79.2 pesos de cada 100 que los mexicanos destinaron a alimentos los recibían establecimientos al menudeo como tiendas de abarrotes, puestos de mercados, entre otras tiendas bajo este mismo formato; mientras que otro 20 por ciento se iba a grandes cadenas minoristas.

ANTAD y Profeco piden a proveedores seguir con abasto de producto

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) indicó que sólo 13 tiendas de sus cadenas de retail afiliadas reportaron daños importantes, afirmando además que este número representa un porcentaje menor ante las más de 4 mil tiendas ubicadas en las entidades afectadas por el sismo.

Así mismo, invitó a los mexicanos a evitar compras de pánico ante un posible movimiento telúrico posterior al reportado hace semana y media.

Profeco, por su parte, exhortó a marcas, retailers y comerciantes a garantizar el abasto de productos de primera necesidad en zonas dañadas por el temblor.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL