Aunque cada espacio dentro de un PDV, tiene una ubicación y diseño estratégico, el anaquel es el sitio donde el cliente toma la decisión final.

Es justo en este lugar donde cada fabricante tiene la oportunidad de persuadir y convencer al shopper de elegir sus productos, apoyarse de técnicas de marketing específicas que influyan en la decisión de compra, e incluso la cambien a su favor, y también para hacer que su nombre e imagen destaquen de su competencia.

Y si de resaltar y persuadir se trata, montar una exhibición adicional en supermercados es una buena estrategia para cubrir ambos objetivos.

Una exhibición adicional es una poderosa herramienta de merchandising que los retailers y fabricantes que consiste en colocar producto de diversas categorías en lugar estratégicos, fuera del anaquel, de tal manera que sean de fácil percepción para el shopper y esto motive compras no planeadas, diferenciando además a cierta marca de su competencia.

¿Por qué tener exhibiciones adicionales en PDV?

De acuerdo con Storecheck, tener exhibiciones adicionales en un retailer da la sensación de abundancia en una tienda, lo que da al cliente una buena imagen y la creencia de que encontrará todos sus productos en ese PDV.

Aunque el anaquel sigue siendo el sitio donde se toma la decisión final, hay razones para montar una exhibición adicional, como las siguientes:

  • Más y mejor rotación de producto: se trate de artículos que no se venden como el fabricante quisiera, o para darle mayor promoción a productos populares en cierta temporada, son motivos para que una marca aproveche este tipo de merchandising en PDV.
  • Genera interés del cliente en recorrer toda la tienda: para los retailers, contar con este tipo de exhibiciones es una buena técnica para motivar un recorrido completo en el PDV, y así exponerlo a más departamentos, como exhibiciones adicionales, y por ende, una posibilidad más alta para gastar más.
  • Enaltece la presencia de marca: al estar fuera de estante, una marca tiene la oportunidad de sobresalir entre su competencia, ya que al encontrarse en otro espacio del retailer, este puede llamar la atención del cliente.
  • Hace que el shopper recuerde una o varias marcas: en exhibiciones adicionales de alcohol, por ejemplo, un cliente, además de mirar y atender los elementos visuales, también estar expuesto ante nombres, imagen y productos de cierta marca, le permite recordar al proveedor y llevarse su nombre, aun cuando ya ha salido del PDV.
  • Genera compras no planeadas: aproximadamente el 90 por ciento de las compras de un consumidor, se hacen de forma inconsciente, o en algunos casos bajo una emoción, lo cual resulta conveniente para una marca cuando tiene exhibiciones adicionales, ya que sus elementos gráficos como material POP, diseño de stands, el propio montaje, iluminación y promociones, ayudan a que el fabricante y retailer persuadan al shopper,  del tal forma que realice compras por impulso.

De acuerdo con Statista, las ventas netas estimadas de retail en México para el cierre de este año podrían alcanzar los 517,170 millones de dólares.

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL