¿Por qué los retailers pierden competitividad en la distribución?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El rendimiento que puede obtener un supermercado dependerá de sus costes de distribución y otros beneficios comerciales.

Las tiendas de autoservicio tienen un objetivo en común: tener rentabilidad. Una de las características de este tipo de empresas es que no se dedican a la fabricación de artículos, sino que únicamente se enfocan en la compra de artículos para podernos en venta a través de sus diferentes canales.

Sin embargo, uno de los mayores retos para los retailers es mantener una rentabilidad en base al manejo de precios competitivos en comparación con su competencia.

El rendimiento que puede obtener un supermercado dependerá de sus costes de distribución y otros beneficios comerciales. Por tal motivo, es importante conocer algunos de los costes que permiten, a través de un buen método, obtener mayores beneficios a las compañías distribuidoras:

Coste de transporte

Se trata del movimiento de las mercancías desde su origen hasta sus respectivos destinos y constituye, en la mayoría de los casos, el componente mas importante del coste logístico global, según Logispyme.

No obstante, por su composición y estructura,  se puede diferenciar dos tipos de transporte y sus costes:

  • Transporte de mercancías de larga distancia

El transporte de mercancías entre productores y almacenes distribuidores, denominado genéricamente “ larga distancia”

  • Transporte de mercancías hacia almacenes

El transporte de mercancías desde los almacenes distribuidores hacia sus redes de puntos de venta y clientes finales, denominado transporte de distribución

Costes de inventario

Los costes de inventario son los costes relacionados con el almacenamiento y el mantenimiento del inventario durante un determinado período de tiempo.

Generalmente, se acepta que los costes de almacenamiento por sí solos representen el 25 por ciento del valor de inventario disponible, según Lokad.

Los costes de inventario se dividen en tres categorías principales:

  • Costes de ordenamiento (también llamados costes de preparación).
  • Costes de almacenamiento (también llamados costes de tenencia).
  • Costes de faltas de existencias (también llamados costes de escasez).

Costes de almacenamiento

Otro de los costos que son esenciales para mantener costos competitivos de distribución son los costes de almacenamiento. Según Lokad, “son esenciales para un punto de vista estático del inventario”. Es decir, al concentrarse en el impacto de tener más o menos inventario, independientemente del flujo de inventario.

Un tipo de clasificación de este tipo de costes son es la siguiente:

  • Costes de capital (o cargos financieros).
  • Costes de espacio de almacenamiento.
  • Costes de servicios de inventario.
  • Costes de riesgo de inventario.
Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.