• De acuerdo a la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares, y Centros de Espectáculos (ANIDICE) ha indicado que los empleos que se encuentran en riego social entre los 130 mil a 250 mil.

  • Pese a la urgencia de que estos lugares abran, el problema se encuentra en que esta industria reabrirá hasta que el semáforo epidemiológico esté en color verde. Pero ¿por qué se debe esperara tanto? La respuesta no es complicada, estos establecimientos resultan un posible foco de infección .

  • De acuerdo a Robert Glatter, médico del Hospital Lenox Hill de Nueva York, “el alcohol disminuye la inhibición y nubla el juicio y, cuando se poene música a todo volumen en un bar o club nocturno, terminamos acercándonos más a otras personas”, explicó a USA Today.

La realidad que ha traído el coronavirus ha sido totalmente distinta, a lo que veíamos antes de la pandemia, el síntoma mas claro está en las calles de la ciudad, lo que antes eran tumultos de personas filas en la calles, gente abarrotada en los comercios, bares y centros nocturnos, ahora es vacío y locales cerrados.

Ante la emergencia cientos de lugares dedicados a la industria de la vida nocturna han tenido que cerrar y permanecer callados ante la crisis. Tan solo en el centro de la ciudad se encuentra 2,600 establecimientos que ha sido impartamos, estos van desde bares hasta foros de espectáculos.

De acuerdo a la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares, y Centros de Espectáculos (ANIDICE) ha indicado que los empleos que se encuentran en riego social entre los 130 mil a 250 mil

Pese a la urgencia de que estos lugares abran, el problema se encuentra en que esta industria abrirá hasta que el semáforo epidemiológico esté en color verde. Pero ¿por qué se debe esperara tanto? La respuesta no es complicada, estos establecimientos resultan un posible foco de infección .

Algunas razones

Tanto como clientes, como propietarios se debe tomar en cuenta que una vez que se regrese a los bares, será necesario tomar en cuenta medidas de interacción. Así que en tu próxima visita a un bar, una vez que la ciudad se encuentre en el color verde del semáforo epidemiológico, debes tomar en cuenta estos datos.

De acuerdo a Robert Glatter, médico del Hospital Lenox Hill de Nueva York, “el alcohol disminuye la inhibición y nubla el juicio y, cuando se pone música a todo volumen en un bar o club nocturno, terminamos acercándonos más a otras personas”, explicó a USA Today.

También puedes leer:

Datos para tomar en cuenta

En nuestra actualidad, y por el alto grado de viralidad del coronavirus, el hablar con alguien a corta distancia supone una amenaza de transmisión. De acuerdo a estudio de la Universidad de Leicester, en Reino Unido, la respiración, el habla, la risa, el canto, la tos y los estornudos puede transportar en el aire cualquier tipo de virus, y dirigirse hacia otras personas a una distancia de un metro. “Este estudio se levo a cabo originalmente entre 2010 y 2012, desuñes de la pandemia de grupo de 2009, pero ahora ha desarrollado una nueva relevancia por la actual pandemia Covid 19.

Los bares y antros son un lugar donde es difícil mantener las mascarillas, y el distanciamiento social es bastante complicado de resolver, sobre todo por los efectos del alcohol en las interacciones sociales.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL