Quisiera decirles que es una moda pasajera o quizá una tendencia laxa que es teledirigida por intereses de mercadotecnia que buscan desplegar más producto a través de generar necesidades donde no las hay. La triste realidad es que no está claro cuál es el origen de esta serie de experiencias en todo el mundo: Reino Unido, Europa, EE.UU y LATAM. Payasos salen a las calles a generar heppenings o dramatizaciones aleatorias y espontáneas para delinquir y asustar a los ciudadanos de pie.

Lo que si puedo, es intentar analizar desde mi punto de vista de comunicador, científico social y sociólogo urbano por qué este tipo de fenómenos urbanos suceden, se contagian y se “viralizan” para ser seguidos online con temor por la opinión pública en la redes sociales y nuestra vida digital.

Este fenómeno social urbano surgió en 2016 en EUA, en Bardstown, Kentucky cuando un hombre disparó su rifle AR-15 y alertó a la policía dando la descripción de un payaso tenebroso en medio de la noche. A partir de ahí, se disparó interminable contenido sobre este tema y de hecho hay hasta quien dice que se dedica a cazarlos.

Este fenómeno no es nuevo, fue observado por primera vez en la década de 1980, cuando un grupo de estudiantes de Massachusetts dijo que un payaso los estaba tratando de llamar a una camioneta, explica Benjamin Radford, autor de un libro sobre este fenómeno social.

¿Por qué aparecen los payasos en nuestras vidas casualmente en este momento y qué hay detrás?

  1. Definitivamente es un un problema de salud pública y psicosis en colectividad. Actualmente existe un quiebre social mundial de valores, de infra información y exceso de pseudo contenido. Hay mucho vacío en los hombres de las ciudades, desconsuelo y desesperanza lo que provoca querer ver, querer cazar y salir a ser visto como fugaz protagonista de una foto viral. Soy capaz de salir disfrazado de payaso para ser protagonista de esta pesadilla viral social actual. Por lo menos de eso.
  2. Los payasos son signos ambivalentes, provocan ternura o miedo y esto genera el desconcierto perfecto para generar la leyenda urbana.
  3. Al no existir contenido real y positivo, cualquier leyenda urbana se vuelve protagonista de nuestras vidas, al no ser protagonistas de nuestras propias vidas. La soledad cada día es viral y masiva. Esta payasada es un reflejo real y triste de lo que somos hoy: Somos decadencia y miedo.
  4. Por necesidad primitiva social tenemos que protagonizar algo: Nuestra vida real o crear un espejo aparente de lo que pensamos que es real.
  5. Las leyendas, mitos urbanos o tendencias se alimentan de las necesidades de buscar guía a lo que no entendemos, queremos descubrir o ignoramos. Son contenido teledirigido.

Así que está en nosotros hacer de esta payasada algo real, de risa o capitalizable para vivir nuestras vidas reales, ¿O no? Yo creo que es mejor vivir en realidad y en cada respiro.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anteriorEntrevista: ¿Cómo Build-A-Bear llegó a ser un retailer conocido en el mercado mexicano?
Artículo siguienteConoce cuál es el retailer que recibe a los jugadores del Club América, y además los congela
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.