El Estadio Azteca, uno de los escenarios deportivos más importantes de México, la semana pasada anunció que el partido entre los Kansas City Chiefs y Los Angeles Rams no se realizaría debido a la “inusual y larga temporada de lluvias, así como el calendario de eventos pre-pactados con terceros”, factores que afectaron la calidad del césped para albergar el juego de la la NFL, el cual fue trasladado a Los Ángeles.

“Lamentamos el inconveniente y seguiremos trabajando con la NFL, con la cual ha habido una gran colaboración para continuar con este tipo de eventos”, informó el Estadio Azteca, a través de un comunicado.

Sin embargo, luego de este anuncio, el comisionado en jefe de la NFL, Roger S. Goodell, informó que los juegos de la NFL regresarán en 2019 al Estadio Azteca. “Confiamos que (el cambio del Estadio Azteca) estará en condiciones y eso no es ningún problema. Es algo para nuestros fans y estamos haciendo las cosas correctas”, dijo Goodell en entrevista a ESPN.

Por otro lado, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, a través de su cuenta de Twitter, dijo que el regreso de la NFL a México en 2019 se debió a la “oportuna intervención del Presidente Electro, Andrés Manuel López Obrador”, quien se reunió con el comisionado de la NFL, Roger Coodwell.

En tanto, el dueño del Estadio Azteca, Emilio Azcárraga, ofreció una disculpa por la cancelación del juego de la NFL en México, ante las malas condiciones del césped.

“Reconozco que hubo una inexcusable mala gestión de los problemas en el pasto de la cancha, que pudieron haberse atendido con tiempo para evitar el trago amargo de la suspensión del juego.

Por ello les ofrezco una sincera disculpa, a título personal y a nombre de todos los que laboran en la administración del Estadio Azteca. Hemos aprendido de nuestro error y estamos decididos a enmendarlo”, afirmó, el CEO de Grupo Televisa, a través de un comunicado.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL