Al interior de un punto de venta, las marcas o fabricantes se mantienen en una lucha constante por ser las que destaquen más, así como ser las más favorecidas por la elección del shopper. Para ello, además de la ubicación en anaquel, una exhibición adicional puede ser una manera eficaz de ganar notoriedad en tienda y llamar la atención del cliente.

Como parte del área de Trade Marketing, las exhibiciones adicionales representan estrategias clave para elevar la promoción de un producto, llevarlo a las manos del consumidor, comunicarle algún descuento u oferta especial, además de motivar en los clientes un interés por comprar, aun cuando esto no había sido planeado.

Para hacer uso de una exhibición adicional y que realmente implique una inversión, más no un gasto, es importante que la marca en cuestión defina sus objetivos de negocio, así como iniciar un proceso de negociación con el retailer para que el montaje, diseño y permanencia de la exhibición sea lo más óptima y eficaz posible.

Puede darse el caso que se tenga un lanzamiento reciente, lo cual es una gran oportunidad para valerse de dicha estrategia, pero es necesario definir con cautela el recurrir a este espacio adicional y llegar a un acuerdo con el minorista, club de precio u otro punto de venta del que se trate.

Marketing que complementa la exhibición

Tal como sucede con el espacio asignado en anaquel o estantes dentro de una categoría, es recomendable que en una exhibición adicional también el fabricante se apoye con otras estrategias de marketing BTL para favorecer su promoción y así lograr que el cliente se detenga a mirar y termine comprando el producto ahí mostrado.

En este sentido se sugieren las siguientes tres acciones de marketing para impulsar las exhibiciones adicionales.

  • Material POP: decoraciones de temporada, stands llamativos con el nombre de la marca visible, luz al interior y diseños distintos, son algunos de los elementos que harán del material pop un recurso efectivo.
  • Prueba de producto: dejar un poco de producto al alcance del shopper, o tener a un promotor cerca de la exhibición eleva la posibilidad de que el consumidor se acerque  a mirar, probar e incluso comprar.
  • Precios y promociones visibles: es importante que se comunique al cliente si existe algún precio u oferta especial, de tal forma que al verlo no solo atienda la exhibición, sino que además adquiera el producto.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL