Cuando se habla de dar una experiencia de compra, no sólo la buena atención al cliente es vital, tener un buen producto o un precio justo, sino también se requiere de estímulos que hagan la estancia del shopper más amena.

Degustaciones, olores, acomodo de producto y tecnología en PDV también favorecen dicha experiencia, pero hay un elemento que es muy valorado por los clientes en una tienda física: la música.

De acuerdo con un estudio de elaborado por Retail Week, en Reino Unido, indica que más de un 75 por ciento de los shoppers considera a la música como un elemento fundamental en su visita a un retailer, ya que les hace más ameno su recorrido y espera en cajas de pago, es decir, 8 de cada 10 clientes.

Nielsen señala que los puntos de venta siguen liderando las ventas de la industria de retail, generando entre 65 y 90 por ciento de las mismas a nivel mundial, aun con la evolución y penetración que tiene el comercio electrónico.

¿Por qué tener música y otros estímulos en un retailer?

Para dar una mejor experiencia de compra, es necesario que las tiendas de autoservicio, departamentales y especializadas cuenten con ciertos elementos que logren hacer agradable la estancia del shopper.

Tener por más tiempo a un cliente al interior de un punto de venta, le da al retailer la oportunidad de que el shopper pueda apreciar más productos, incrementando las posibilidades de que compre más.

Tanto la música como un buen aroma, degustaciones, muestra de productos y que se le permita al consumidor estar en contacto directo con sus productos, son buenos métodos para que su visita no sólo sea amena, sino también se traduzca en un  mayor gasto.

Aunado a este tipo de elementos, contar con un buen visual merchandising también contribuirá a que el cliente permanezca por más tiempo, se sienta cómodo, disfrute su estancia y se vea motivado a comprar, aún cuando no lo tenía planeado.

Para tener un visual merchandising que atraiga la atención del shopper, puedes apoyarte en los siguientes 6 puntos básicos:

  • Ver al producto como el héroe de la historia.
  • Organización de producto.
  • Visibilidad de precios.
  • Colores del interior de la tienda atractivos, en tendencia y que sean congruentes con la marca
  • Iluminación adecuada.
  • Fotografías, gráficos y otros elementos visuales para crear una atmósfera

La música, aromas, degustaciones, pruebas de producto, iluminación adecuada y otro elementos son, sin duda, elementos clave que estimulan los sentidos del shopper, al tiempo que le dan una experiencia favorable, y que beneficiará a las tiendas.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL