Los canales de comunicación entre una marca y sus clientes (ya consumados, ya potenciales) han cambiado de manera radical en los últimos años. Al echar un vistazo a la historia del marketing, hacia finales del siglo XIX, la publicidad de tránsito era colocada en globos aerostático (por ejemplo, en las campañas de la cigarrera El Buen Tono), luego la radio comenzó a ocupar un lugar prioritario, el cual le fue arrebatado años más tarde por la televisión, para después llegar a manos de los medios digitales.

El uso de teléfonos inteligentes entre buena parte de las personas de todo el mundo ha aumentado de manera exponencial. Este campo ha sido visto por las empresas como un área de oportunidad, para entablar una charla aún más directa con los consumidores. Pero, ¿cómo lograr esto? La respuesta está en el mobile marketing, rama que está en constante cambio, de manera directamente proporcional a la tecnología que está surgiendo y que se está implementado para su realización.

El 2020 promete ser el año para que la red 5G llegué de manera comercial a la mayoría del mundo. En el caso de Latinoamérica, se espera que esta tecnología entre por México y por Brasil, principalmente. Aunque la cuota de mercado que se estima que cubrirá será muy poca (por debajo del 10 por ciento), se calcula que irá tomando fuerza con el paso de los años.

En términos de mobile marketing, aún nos encontramos en una etapa muy temprana para prever cuáles serán las implicaciones y los impactos que tendrá la red 5G. De momento, se puede deducir que la transformación vendrá en gran medida en la velocidad y la calidad de herramientas como la publicidad programática.

Existe una alta probabilidad de que, a través del mobile marketing, haya un efecto colateral en otras áreas, como el marketing de contenidos, el inbound, voice marketing y el visual search, volviéndolos más rápidos y más relevantes para el público meta al que están destinados.

La interconectividad que se logré a través de dispositivos móviles permitirá que tecnologías como el internet de las cosas tenga también un mayor papel en el día a día de las personas.

Al tener una mayor y mejor velocidad de conexión, a través de la red 5G será posible ejecutar estrategias de geolocalización más precisas y más relevantes, a través de las cuales se tenga una comunicación más directa y personalizada con el cliente, pero, al mismo tiempo, también se le pueden enviar promociones más relevantes.

¿Qué viene en concreto para el mobile marketing en los próximos meses y años? Podemos especular, sí, pero sólo tiempo nos irá revelando luces sobre este tema.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL