En México vivimos rodeados de creatividad, no me refiero al bombardeo publicitario, sino a lo que vemos todos los días en la calle. Frases en los camiones, letreros de los mercados, nombres de pulquerías, autos arreglados con alambritos, antenas de tv hechas de ganchos y hasta los apodos de la gente, todo es creatividad y nos da una identidad única en el mundo. Sé que no son conceptos con una estrategia detrás, pero comunican muy bien y hasta se nos quedan grabados en la mente.

Entonces surge la pregunta:

¿Porqué la publicidad mexicana no gana concursos de creatividad?

En publicidad y marketing se mide la creatividad de una campaña en concursos donde rara vez conseguimos un reconocimiento para piezas mexicanas. Estos concursos nacionales o internacionales, son calificados por creativos talentosos de todo el mundo, que entienden de este negocio y saben porqué se presentan así las ideas. Estos jueces califican la forma de comunicar una idea, la producción de la misma o si tiene un diseño sobresaliente, pero obviamente, no califican bien lo que no entienden, es ahí donde pierden muchas de nuestras ideas.

¿Qué pasaría si preguntáramos a la gente de a pié? que es la que ve y compra las ideas y productos, ¿en realidad sabemos lo que es creativo para ellas? Seguramente descubriremos que tienen un criterio y un gusto totalmente diferente para la creatividad.

Prueba de ellos son los miles de likes, retwitts, videos, fotos y frases compartidas que hablan siempre de lo mismo. No propongo que todos deben hacer comerciales con fotos de gatitos chistosos, frases de Pablo Coelho o de coreanos bailando, pero eso es lo que le gusta a la gente.

La creatividad mexicana debe estar más pensada para nosotros, su target principal, debe hablarle a esos mexicanos típicos que entienden el doble sentido, se ríen de las tragedias, que tienen suegras gandallas, maridos mandilones y sufren el tráfico diario, así conectaríamos más con la audiencia, aunque creo que hay pocos clientes que se atreven a probar algo de este estilo, con algunas dignas excepciones.

Podemos concluir que los mexicanos vivimos diariamente nuestra creatividad, la cual nos ayuda a sobrevivir nuestra realidad, porque siempre estamos pensando en como divertirnos con la adversidad. Homenajeando la clásica frase: “A qué le tiras cuando creas mexicano”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL