La compañía española de distribución, Mercadona, alertó de una estafa que se ha empleado bajo su imagen y marca con la finalidad de robar datos bancarios a través de Internet. 

El fraude fue detectado por algunos clientes, quienes reportaron el caso a la compañía, consiste en un correo electrónico recibido por el cual los estafadores (con el logotipo y tipografía habitual de la marca), informaron a los usuarios que resultaron ganadores de un regalo, y que para poder recibirlo era necesario responder un cuestionario. Sin embargo, a través de estas preguntas, los ciberdelincuentes obtenían datos personales, bancarios y contraseñas.

De hecho, Mercadona es uno de los minoristas que no ha realizaron promociones especiales desde hace 26 años, según información de la propia compañía. “En Mercadona, no organizamos ningún tipo de promoción ni de sorteo, ni regalamos vales de compra”, señalan. 

Los usuarios que recibieron la promoción, a través de redes sociales informaron a Mercadona sobre el email recibido. “Responda las preguntas y elija su regalo: se enviará en un plazo de 48 horas”, apunta el correo electrónico. El siguiente tuit es un ejemplo:

De acuerdo con el reporte Estado de la Ciberseguridad en el Sector Bancario en América Latina y el Caribe de la Organización de los Estados Americanos (OEA), los delincuentes ciberbéticos están organizados, bien financiados y no tienen limitación geográfica; de modo que se deben tomar medidas para asegurarse de tener suficientes recursos técnicos, personal adecuadamente capacitado y procedimientos apropiados para defenderse de este tipo de delincuentes. 

En Europa, Alemania recientemente registró uno de los ataques cibernéticos más grandes en su historia. Un centenar de políticos alemanes fueron víctimas de un incidente masivo de piratería informática. Entre los datos vulnerados se encuentran tarjetas de crédito, números de teléfono móvil y direcciones de email. 

Otra de las compañías involucradas en un delito cibernético es British Airways. Según la Oficina de Comisionado de Información de Reino Unido, la aerolínea sustrajo datos de clientes desde su página web, por lo que deberá pagar una multa estimada de 204.6 millones de euros. 

Otros artículos para profundizar en el tema:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL