El comercio electrónico en México se mantiene en cifras positivas, pese a las distintas situaciones que aún imposibilitan su consolidación, y es que el shopper cada vez es más proclive a la compra por canal digital no solo por moda, sino también por los beneficios que este ofrece.

Datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), muestran que de 2016 a 2017, el crecimiento del e-commerce fue de 28.3 por ciento, pasando de 257,090 a 329,850 millones de pesos, cuando apenas hace 8 años el valor del comercio electrónico en el país era de apenas 54 mil millones de pesos.

En términos de ingresos por ventas online, Worldpay indica que en 2016 ascendieron a 21 mil millones de dólares, monto que para el año 2020 podría aumentar hasta 39 mil millones.

Lo que el shopper quiere

La alta demanda de ciertas categorías, un mayor número de transacciones electrónicas y un alza en la cantidad de clientes, pueden ser indicadores que demuestran la relevancia que ha cobrado este canal de venta en el cliente mexicano, así como su crecimiento.

No obstante, si se busca mantener los números positivos, es necesario que retailers, empresas de servicios y otro tipo de compañías que cuenten con una plataforma en línea, se den a la tarea de cuidar y atender la experiencia de compra.

Al igual que sucede en un PDV, los clientes online también están en busca de una experiencia grata al entrar a comprar a un sitio web. Desde un acceso fácil, sin contratiempos y rápido, hasta encontrar mercancía exclusiva y recibirla sin pagar el envío, son algunas de las cosas que favorecen esta experiencia y motivarán compras futuras.

Pero quien mejor que el propio comprador digital para decir qué es lo que desea obtener de un retailer o tienda en línea, que contribuya a mejorar su experiencia de compra.

IAB México y Millward Brown muestran un top 5 de las cosas que un shopper online espera recibir.

  • Mayor oferta de producto: con 14 por ciento, esta petición encabeza la lista. Y si hay algo que caracteriza al comercio electrónico, es que la mayoría de las tiendas digitales cuentan con mercancía no disponible en PDV, o de importación, lo cual pone a un retailer online en cierta ventaja.
  • Métodos de pago sencillos: si bien las transacciones en comercio electrónico son fáciles, 13 por ciento demanda procesos de pago más fáciles y claros para evitar confusiones. Según la AMVO, Paypal y tarjetas de crédito son los métodos de pago más utilizados.
  • Más promociones: 12 por ciento de los clientes espera una mayor cantidad de promociones en una tienda online. El Estudio sobre Preferencias en Promociones 2017, elaborado por el Departamento de Investigación de InformaBTL, indica que precios más bajos, envíos sin costo y meses sin intereses, son las promociones favoritas del shopper digital en México.
  • Mejores opciones de devolución: una de las razones por las que un cliente online puede disminuir sus compras en Internet, es la complejidad al momento de devolver un producto, según la Asociación Mexicana de Internet. Para un 10 por ciento de los consultados, ofrecer un proceso simple y beneficioso para el cliente, es un elemento clave en una buena experiencia de compra.
  • Sitios web fáciles de navegar: si un shopper quiere comprar y la tienda en línea no funciona adecuadamente, es posible que la persona desista de seguir ahí y visite otra página. Para ello es importante que cada marca y retailer esté pendiente del funcionamiento y navegabilidad de su portal para evitar contratiempos que puedan afectar sus ventas, además de su promoción de marca. 10 por ciento de los compradores en línea buscan esto en cada compra online.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL