Para incentivar la comunicación de datos e información relevante al cliente, y con ello conseguir redirigir su intención o decisión de compra, las marcas hacen uso de diversas estrategias de marketing en punto de venta y así obtener una respuesta por parte del comprador. En este sentido, el material POP es una de ellas.

A través de este material, un fabricante tiene la oportunidad de dar a conocer cierta información o detalles que enaltezcan su marca y productos, a fin de que lo mostrado en una cenefa, pendón o stopper, por mencionar ejemplos, influya en la decisión del cliente y lo haga inclinarse por determinado stock.

De acuerdo con el Estudio Anual de Inversión en Below The Line 2019, elaborado por el Departamento de Investigación de InformaBTL, en 2018 se invirtieron poco más de 900 millones de pesos en Point Of Purchase (POP), monto que al término de 2019 podría rebasar los mil millones de pesos, según estimaciones.

Te sugerimos: 7 objetivos que todo Material POP debe perseguir en PDV.

Carros por impulso, qué son y porqué las marcas deben usarlos

Para comunicar determinada información, las marcas emplean diversos formatos o tipos de material gráfico en punto de venta, mismos que son colocados en zonas estratégicas de la tienda, así como en espacios específicos al interior de una anaquel.

Como parte de esta variedad, los carros por impulso son uno de ellos, los cuales se definen como estructuras móviles que tienen como función principal apoyar una degustación o sampling de cierto producto, además de facilitar el desplazamiento de los productos en varias zonas de la tienda o espacio de exhibición de la mercancía.

Al poder moverse, permite que las marcas puedan mostrar sus artículos fuera del anaquel y con esto tener un mayor alcance y así despertar la intención de compra, aún cuando no se esté en la categoría a donde pertenece el producto.

Además de esto hace más visible un lanzamiento o novedad en cierto artículo, sin dejar de mencionar la prueba de producto que se hace a través de ellos y con esto motivar aún más la intención de compra, aunado a que la marca gana una mayor visibilidad en punto de venta, puesto que se hace presente en otras zonas de la tienda.

Al tratarse de una estructura móvil y requerir de una persona, la promoción de un producto y marca se impulsa, puesto que se fortalece la comunicación entre la firma y el cliente, además de que se incentiva más la decisión de compra.

Puedes consultar:

Material POP: ¿qué son las bandejas y cómo benefician a las marcas?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL