Una idea alocada, y precisamente por eso muy atractiva para los públicos meta, es la de abrir un bar en donde los cocteles y todo tipo de bebidas se inhala en vez de beber. Si las hookahs han tenido un éxito en el mercado para fumar de diferentes sabores, parece que esta modalidad lo superaría. Así que esta oportunidad la vio la firma británica Bompas & Parr y la explotó.

Notas relacionadas:
Crujitos ejecuta estrategia below the line al estilo ¿Barcel?
Marketing experiencial: un bar dentro de una pecera
3 campañas de experiential marketing patrocinadas por fast food retailers

Para generar una experiencia inolvidable entre los asistentes, la firma británica de diseño de comida Bompas & Parr abrió un bar al que llamó Alcoholic Architecture en el que los asistentes se embriagan entre nubes de licor que respiran hasta llegar al mismo efecto que si se lo bebieran.

Hacer posible esta experiencia en Londres es la tarea de los mixólogos trabajan para elaborar nubes hechas de vapores de bebidas alcohólicas en un ambiente que explota al máximo el marketing experiencial, ya que asistir a este bar genera engagement una vivencia memorable.

Aunque la idea en primera instancia podría sonar descabellada, este bar apuesta por el hedonismo para generar experiencias. En el siguiente video es posible observar cómo es el ambiente en el Alcoholic Architecture.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL