“¿Y o Z?”, hoy en día es de suma importancia que las marcas estén preparadas tanto para el presente como para el futuro, tomando en consideración la velocidad con la que cambian las preferencias de los consumidores.

Y es que actualmente dichas preferencias están marcadas según la brecha generacional a la que pertenezca una persona.

Si bien no se trata de una clasificación categórica, puesto que el inicio y fin de una generación varía dependiendo del autor al que se consulte, dos de las nuevas generaciones de consumidores en la actualidad están representados por los segmentos “y” y “z”.

La generación “y” -o millennial– engloba a todos aquellos individuos nacidos entre 1980 y 1994, y entre algunas de sus características principales, destacan:

  • Estar dispuestos a pagar más por productos o servicios sustentables, o que provienen de empresas social o ambientalmente responsables, de acuerdo con estudios realizados por Nielsen y Deloitte.
  • Las mujeres jóvenes -dentro de ésta generación- son más positivas en cuanto a su futuro y a las expectativas de sus carreras, finanzas y vidas personales, en relación a la equidad de género.
  • Están dispuestos a viajar más y disfrutar de las experiencias, según Nielsen.

Por otra parte, entre algunos de los comportamientos de los consumidores pertenecientes a la generación z, dentro de la cual se encuentran todas aquellas personas nacidas entre 1995 y 2012, destacan:

  • Demandan que las grandes empresas sean transparentes, contribuyan a un impacto social o ambiental positivo y ofrezcan experiencias reales, según información de la firma enfocada en el compromiso con el cliente Precision Dialogue.
  • También desean saber qué van a obtener a cambio de su dinero, siendo el valor y una experiencia personalizada, la clave en productos y servicios.
  • Exigen una respuesta inmediata a sus peticiones, principalmente en lo referente al servicio al cliente.

¿Cuál ha sido la respuesta de las marcas a las generaciones millennial y “z”?

Recientemente la compañía Coca-Cola dio a conocer la iniciativa “Mundo Sin Residuos”, con el objetivo global de recolectar y reciclar el equivalente al 100% de sus envases para el 2030. Ante esta nueva meta, la Industria Mexicana de Coca-Cola suma esfuerzos a partir de su más reciente lanzamiento Ciel Botella Azul, hecha 100% de otras botellas, como parte de las importantes acciones y logros que han conseguido a lo largo de su historia.

Además, Coca-Cola México actualmente se ubica en el tercer lugar dentro de la categoría “Responsabilidad y Gobierno Corporativo” del Monitor Empresarial de Reputación Corporativa (MERCO), por lo que destaca como una de las empresas más sustentables no solamente en nuestro país, sino también en el mundo, siendo la sustentabilidad de las empresas, un valor que trasciende a ambas generaciones.

Otro ejemplo es el de BBVA Bancomer, quien ha realizado varias iniciativas en materia de equidad de género, al grado de que actualmente, 54 por ciento de sus colaboradores son mujeres, sin olvidar que ha impulsado el uso de la tecnología -como las apps móviles o el blog de las personas reales-, para conectar con sus relativamente nuevos usuarios financieros.

Y en cuanto a la generación z, la compañía de entretenimiento Nintendo tuvo que pensar “fuera de la caja” literalmente, e integró a sus consolas de videojuegos, kits hechos de cartón -como parte del Nintendo Labo-, que integran tecnología y ofrecen una nueva experiencia a sus pequeños consumidores, lo que demuestra que éstas marcas ya dieron un paso adelante y están preparadas para atender las demandas de las nuevas generaciones.

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL