En México, la población con discapacidad enfrenta un desafío diario al trasladarse para realizar sus actividades. Falta de rampas, aceras invadidas o la escasez de elevadores son algunos de los problemas que encuentra este segmento del país.

Se estima que en México viven alrededor de 7.1 millones de personas con alguna discapacidad, cifra que representa al 6 por ciento de la población total; los esfuerzos para incluir un mejor trato, principalmente en el transporte público ha sido a través de campañas de concienciación para promover en los usuarios el respecto a los lugares designados a personas que cuentan con algún tipo de discapacidad.

Su condición también es un motivo para que las personas discapacitadas sean víctimas de discriminación. De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017 realizada por el Inegi, 25 por ciento de las personas discapacitadas en el país (mayores de 12 años) sufrieron al menos una vez al año de discriminación, una cifra que preocupa a las marcas, sobre todo a la hora de que deseen adquirir un producto o servicio.

Al respecto, Cabify, la aplicación de transporte privado, lanzó una actualización de su plataforma para que sea cien por ciento accesible para personas ciegas. Se trata de una iniciativa que pretende el servicio de transporte sea seguro, fiable y eficiente.

La estrategia para impulsar esta actualización contará con una capacitación de los Topos Puebla F.C., un equipo de fútbol para ciegos, que a través de sus procesos formativos y deportivos construirán en la preparación de socios conductores y colaboradores de Cabify.

Según datos de Statista, la adquisición de servicios de transporte privado es una de las principales categorías de compras en línea en México. Actualmente, Uber es la app de transporte más popular del mercado mexicano, al tener presencia en más de 40 ciudades del país.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL