La clave del éxito de toda campaña no sólo radica en la segmentación, sino también en la capacidad de ofrecerle a la gente la información correcta en el momento indicado. Por supuesto, esto es algo complicado (mas no imposible) en las acciones que se realizan de manera off line. En contraste, para las estrategias que se hacen de manera online esto es mucho más sencillo, puesto que, por un lado, hay muchos más datos disponibles para poder tomar decisiones estratégicas; por otro lado, es más fácil automatizar algunos procesos, como se llega a realizar en el lifecycle email.

El lifecycle email se puede considerar como el correo que le llega al cliente con base en la parte del ciclo de ventas en el que se encuentre. Definitivamente no es lo mismo mandarle un mail de bienvenida a alguien que recién ha dejado sus datos en un portal a alguien que ya realizó dos o tres compras en este espacio digital.

En lugar de lanzar una campaña de emailing con el mismo mensaje para una gran cantidad de personas, sino importar lo que estén buscando o sus intereses, el lifecycle mail busca entregarle a la gente datos importantes y de utilidad, los cuales pueden ser fundamentales para que los clientes decidan adquirir o no un producto o servicio.

Al entregar información oportuna en el momento adecuado se están optimizando los recursos de la campaña de emailing, pero no sólo el dinero que se invierte en la estrategia, sino también el tiempo y el esfuerzo que se imprime en ella, además de que los resultados que la posibilidad de tener mejores resultados también aumenta considerablemente.

El lifecycle email se vale de la automatización para entregarle a los clientes el correo adecuado, en el momento adecuado y con la información adecuada para conducirlos por el ciclo de ventas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL