La promoción es uno de los elementos más importantes de la mezcla de marketing.En México durante el 2018 se invirtieron 3,549.325 MDP en promociones, lo cual equivale al 6.5 por ciento de la inversión en BTL que se realizó en el año, sin tomar en cuenta el 30 por ciento que se dedicó a activaciones (muchas de las cuales implican una campaña de promoción per se).

Sin embargo, aunque se invierte una buena cantidad de dinero en acciones de promoción, hay muchas veces que dichas actividades no llegan a su objetivo. ¿Por qué? Se puede considerar que el marketing BTL cuenta con cuatro pilares: la promo-activación (que principalmente se centra en acciones en el punto de venta), el marketing directo, el trabajo con la imagen de la marca (en la que podemos encontrar el branding, por poner un ejemplo) y las relaciones públicas. en muchas ocasiones, muchas marcas y agencias se centran a trabajar en uno de estos aspectos, por lo que descuidan los otros conceptos, de tal modo que se podrían generar fallos ya sea en la comunicación o en la ejecución de la campaña de promoción.

Para generar una campaña de promoción que no sólo sea eficaz, sino también funcional es necesario generar estrategias que se sostengan en cada uno de los cuatro pilares que se mencionaron anteriormente, con la finalidad de que no sólo se incremente una métrica en particular, sino que se experimente un crecimiento sustancial en al menos la mayoría de los indicadores que se están considerando para una determinada acción BTL.

Para conocer las campañas, lo invitamos a suscribirse, dando clic aquí.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL