En estos días el consumidor está visitando varios establecimientos para encontrar los mejores productos para sus festejos por Navidad. Las visitas de amigos y familia son recurrentes en esta temporada, así como el consumo de productos para complementar tales experiencias como bebidas alcohólicas, alimentos de temporada y obsequios.

Los sectores más beneficiados de esta temporada van desde comercios de servicios hasta tiendas con productos con una amplia categoría de productos, que se pueden agrupar en tiendas de supermercado, departamentales y pequeños comercios. En 2018, la temporada decembrina generó una derrama económica de 476 mil millones de pesos, durante el mes de diciembre y la primera semana de enero.

Lego, Bandai, Fisher Price, Barbie, Nerf, Mattel y Hot Wheels, son algunas de las marcas que cobran una mayor relevancia en esta temporada del año y que con ayuda de las campañas publicitarias y de promoción obtienen una salida de sus productos de forma más rápida. De hecho, es una categoría que tiene mayores ventas en este temporada del año, al igual que automóviles nuevos y usados, bebidas, ropa, calzado y artículos electrónicos. 

Pero un producto que también cuenta con una alta demanda en esta temporada del año son las luces navideñas. Es probable que sea uno de los productos más buscados para adornar y crear el “espíritu navideño”. 

Al respecto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), advirtió a los consumidores a no comprar luces y productos navideños de dudosa procedencia, ya que el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor, señala que al comprar luces navideñas, figuras inflables y artículos decorativos de temporada, el vendedor debe incluir una garantía de seguridad en el empaque, que incluya la Norma Oficial Mexicana NOM03-SCFI-2014.

Con esta Norma, se establece que el producto fue sometido a métodos de prueba, y que cumple con ciertos requisitos para considerarse un producto seguro. 

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL