Una marca se construye sobre relaciones con clientes, empleados y otros grupos de interés. Usualmente las firmas que buscan generar una comunicación más cercana con su target realizan acciones BTL. Aquellas técnicas de marketing no masivas que entregan experiencias memorables al consumidor.

Esto les ha permitido a las marcas de consumo y otras industrias optimizar la venta de sus productos, ya sea en un punto de venta o de manera digital. No obstante, la innovación tecnológica siempre está presente y los aspectos que conocíamos para realizar un trabajo tan importante como son las ventas han evolucionado con mucho sentido.

La presencia de un vendedor en el piso de venta por años ha intentado dar una mayor notoriedad a los productos exhibidos, y junto a estrategias de trade y shopper marketing se ha buscado agotar el anaquel, implementando promociones, material POP, técnicas de merchandising, entre otros.

Sin embargo, hoy en día al consumidor se le deben ofrecer experiencias para tener su preferencia. De acuerdo con el Observatorio del Shopper Experience (OSE) de in-Store Media, para los consumidores mexicanos (64 por ciento) la experiencia de compra adquiere mayor relevancia. Es decir, para este mercado es crucial poder encontrar lo que buscan de forma fácil y rápida, además de poder hacer su compra en un solo sitio.

En realidad, las estrategias para lograr una mayor notoriedad en el punto de venta están atrayendo a disciplinas que en función de su aplicación, consiguen que los consumidores dirijan sus decisiones de compra según su subconsciente. Mientras que algunos equipos de marketing se preguntan: ¿dónde están los clientes? Otros se cuestionan lo que sucede en su mente.

Si deseas continuar con la lectura de este texto, te invitamos a consultarlo en la revista del mes, en donde encontrarás este y otros artículos. Da clic aquí y suscríbete.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL