¿Por qué las acciones de Facebook se desplomaron en la bolsa? La respuesta podría estar en el marketing directo

559

Facebook no sólo es una de las marcas más valiosas en todo el mundo (cuyo valor ronda los 48.19 MMDD), sino que también es la que cuenta con una mayor cantidad de usuarios (más de 2 mil millones). Sin embargo, la famosa empresa de Mark Zuckerberg está pasado por uno de sus momentos más complicados, pues este 25 de julio se dio a conocer que sus acciones cayeron hasta un 24 por ciento, además de que David Wehner, CFO de la compañía, ha expresado que están pasado por una importante desaceleración en 7 puntos porcentuales. ¿Por qué una de las organizaciones más lucrativas del mundo se las está viendo negras? La respuesta puede estar involucrada en cierto punto con el marketing directo.

De acuerdo con sitios como Xataka, hasta el momento, Facebook sólo logró crecer en términos de ingresos un 42 por ciento, lo cual equivale a 13,231 MDD. Aunque esta cantidad no es nada despreciable, lo cierto es que se encuentra por debajo de los 13,300 MDD que se esperaban. Además de esto, y lo más importante es que sólo reportó un crecimiento en usuarios únicos del 1.54 por cuento, cuestión que ha sido percibida como un estancamiento. Cabe destacar que actualmente la red social cuenta aproximadamente con 2,230 millones de usuarios en todo el mundo.

Ahora, ¿esto cómo se relaciona con el marketing directo? Hay que recordar que, más allá de ser un medio de comunicación para las personas, Facebook es un enorme (ingente, por decirlo en mejores términos) libro digital. En tanto que base de datos gigantesca, ha sido utilizada como mediador para que las marcas presenten no sólo sus anuncios a través de la publicidad programática, sino que también les ha servido como un emisario para hacerles llegar sus contenidos.

Sin embargo, la capacidad de Facebook para salvaguardar la integridad de los datos de los usuarios quedó ampliamente vulnerada cuando se dio a conocer la filtración de información sensible para ser utilizada por Cambridge Analytica. Por si esto no fuera suficiente, en Europa (pero con un alcance considerablemente más amplio) entró en vigor el Reglamento General de Protección de datos personales de la Unión Europea, la cual restringe la utilización del registro de las personas sin su autorización expresa.

Por si esto no fuera suficiente, el nuevo algoritmo de Facebook ha hecho que sea mucho más complicado y un tanto más caro el promocionar contenidos dentro de la red social: se da prioridad al material audiovisual como imágenes y videos (siempre y cuando esto sean nuevos), los usuarios verán más material de sus amigos que anuncios publicitarios en su timeline, etc.

Si la tasa de crecimiento de usuarios disminuye, eventualmente Facebook podría dejar de ser una plataforma atractiva para que las marcas se publiciten. Sin embargo, el mercado bursátil no sólo es cambiante, sino también involucra la confianza de los accionistas, por lo que las cosas podrían cambiar de un momento para otro.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL