España.- Más de una vez hemos sido testigos del daño que un error en redes sociales puede causarle a una marca, desde reclamos de clientes furiosos, hasta graves problemas de reputación que pongan en duda la seriedad de una compañía.

Más notas sobre Lanzamientos:
El único auto que se llama como su dueño
Batman y Hello Kitty en tarjetas bancarias

La mayoría de estos errores son involuntarios y también la mayoría se le imputan a los community managers. Los tropiezos en las redes son muchos: faltas de ortografía, errores de dedo, confusión en palabras, respuestas inapropiadas y hasta un mal diseño de alguna campaña digital, el problema es que los administradores de comunidad regularmente salen dañados y en ocasiones pierden su empleo.

Para proteger a los community managers y no dejarlos desamparados la firma de seguros Alfarisk lanzó un seguro para proteger a estos profesionales. De acuerdo con la compañía el seguro cubre los gastos de defensa y eventual indemnización a causa de errores, omisiones o negligencias que produzcan daño a terceros.

Este servicio sólo está disponible en España, pero demuestra la importancia que ya supone la industria de las redes sociales para otros sectores de la economía.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL