El posicionamiento es definido por especialistas como el lugar que ocupan las marcas en la mente del consumidor. Hoy en día existen marcas ofrecen los mismos beneficios que sus competidores, se trate de un producto o servicio.

Es difícil detectar estás similitudes debido a que las marcas o las empresas no se encuentran “quizá” en el mismo mercado geográfico. Incluso, otros aspectos del mix de marketing generan variables que resultan al final componentes que convierten la oferta diferenciada. Sin embargo, siempre existirá una marca líder que mantenga esta posición debido al desarrollo de su posicionamiento que influye en la demanda del producto o servicio, como puede ser una mejor calidad, mejores precios, beneficios o atributos superiores y también por el desarrollo de la fidelidad del cliente.

La orientación al cliente es fundamental cuando se tiene como objetivo impactar a un nicho de mercado específico. Una de las desventajas de las marcas grandes y líderes en los mercados es que sirven a una variedad de segmentos, pero si la intención de la marca es lograr diferenciarse de sus competidores, un posicionamiento orientado al cliente permitirá mantener a sus actuales consumidores, captar nuevos y mantener su nivel de satisfacción al cliente.

En este sentido, la personalización del producto a través del servicio tiene un impacto significativo, no solo en el incremento de ventas y el aumento de la fidelidad de los clientes, sino también en la construcción de una diferenciación porque la personalización ofrece un sentimiento de identidad con la marca y, en algunos casos, exclusividad.

En cuanto a la implementación de estrategias, por ejemplo, cuando se personaliza el asunto de un correo electrónico se registra una tasa de apertura promedio de 7.4 por ciento, según datos de Instapage. Incluso, la personalización aplicada en estrategias de venta online genera beneficios ya que los consumidores señalan que las ofertas personalizadas influyen en su decisión de compra, según Instapage.

La implementación de mecanismos como la personalización son clave para mejorar el posicionamiento orientado al cliente, sin duda, una estrategia que que persigue la diferenciación de la competencia.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL