La campaña casi inclusiva de El Palacio de Hierro

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Me quiero detener por aquí para que observemos en equipo lo que está pasando con la comunicación de El Palacio de Hierro desde hace dos meses.

No soy una foca aplaudidora más, dentro del montón, pero sí me quiero detener por aquí para que observemos en equipo lo que está pasando con la comunicación de El Palacio de Hierro desde hace dos meses. Considero que tengo cierta solidez moral para hablar de lo que pasa con esta tienda de retail en la que colaboré durante mas de 2 años y que fue uno de mis primeros clientes cuando fundé mi agencia hace más de 10 años.

Recuerdo con mucho cariño mis años cuando tenía una relación directa con El Palacio de Hierro. Tengo la suerte de conocer la marca por dentro y por fuera, al revés y al derecho. Ellos me formaron, en parte, como mercapublirrelacionista. Fueron años de aprendizaje a prueba y error. Muchos más errores que pruebas. El Palacio de Hierro fue una entidad muy generosa conmigo. Su ADN como marca es muy sencillo. Es una empresa nacional, familiar, de retail, de estilo de vida, con un gran conocimiento de su negocio y de las tendencias mundiales. Allí fue donde aprendí a escribir y redactar de forma moderna, también entendí lo que era una tendencia y su significado. Aprendí la redacción moderna a empujones y muchas veces rodeado de gran estrés, prácticamente sin saber escribir y sin tener oficio de redactor, era mi responsabilidad escribir las editoriales del director general. Usando conceptos como la diferenciación y las tendencias de colorimetría. Aprendí de fashion marketing con mano dura, de la mano de varios subdirectores de moda. Edité revistas de moda muy complejas para mi. Viendo hacia atrás te das cuenta de que el ser humano es capaz de lograr cosas casi imposibles si se lo propone, tiene voluntad, hambre y oportunidades para cometer muchos errores. Los errores y fracasos son más valiosos que los éxitos.

Por mi pasado y con cariño, observo muy de cerca lo que hace El Palacio de Hierro y ahora veo que trae entre manos una campaña que habla de diversidad e inclusión. Lo aplaudo, conceptos como la diversidad sexual, la edad, la juventud y el clásico prototipo de la belleza y la delgadez están tocado la ventana de la comunicación de la tienda departamental mexicana.

¿Por qué salió del clóset El Palacio de Hierro?

Respondo como quien habla de un amigo casi hermano y como un miembro de mi familia. Porque ya era tiempo. Porque el anti establishment ya es cool , un fenómeno de semiótica social muy poderoso y una tendencia imparable.

Porque Liverpool sin tanto oficio en apariencia de manejo de glamour, lujo y estilo de vida le está comiendo las misiones de compra de los clientes que antes compraban en El Palacio de Hierro. Volviendo más fácil y accesible el lujo y glamour. Además de que Liverpool se aprecia más cercano, más fácil y más accesible. Algo así como easy Glam Shopping. Y en estos momentos de hiper-información, hiper-lectoría y de multi contenidos, lo más fácil será lo más cercano y lo más cercano será lo más comprado. Ya no tenemos tiempo como clientes de pensar en demasiadas opciones. Además de darme buen producto, hablarme claro, dame tiempo y espacio. Es lo que piden los clientes a sus marcas elegidas.

El Palacio de Hierro está viviendo una época compleja y retadora, de evolución y al mismo tiempo de reflexión hacia adentro y hacia afuera. Que bueno que se mueva y haga algo diferente. No sé si sea demasiado tarde o temprano. La reacción siempre será una acción y la acción es movimiento y energía de comunicación. Bienvenidas las campañas diversas e inclusivas, sólo me faltó combatir el estereotipo de que los morenos son feos, asaltantes, nacos o malos. Así sí vería una campaña en realidad tolerante e inclusiva.

 

 

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.