Estados Unidos.- Jason Russell es un hombre cuya estancia en Uganda, lo convirtió en activista contra el secuestro de niños para convertirlos en soldados de guerra, tras conocer a Jacob, un niño africano que huí­a de las fuerzas rebeldes tras el asesinato de su hermano.

Un video documental pretende crear awareness sobre el lí­der militar que ha capturado a más de 20 mil niños en Uganda para hacerlos guerrilleros, y en cinco dí­as ha logrado más de 56 millones de visitas.

Niños como Jacob han sido reclutados por el grupo paramilitar Ejército de Resistencia del Señor, y su lí­der Joseph Kony, quien se estima ha secuestrado y convertido en soldados a más de 20 mil niños y niñas en Uganda.

La campaña forma parte de las acciones de la fundación Invisible Children, y pretende hacer famoso a Kony a través de las redes sociales para promover su captura y castigo. El lí­der guerrillero es reclamado por La Haya para enfrentar acusaciones por crí­menes contra la humanidad.

Russell propone exigir la captura de Kony antes del 31 de diciembre de 2012, que será el dí­a en que el video salga de la red. Con los hashtags #stopkony y #kony2012, la campaña se ha viralizado en la red, sin embargo, ha recibido crí­ticas de especialistas, que califican el documental como un promotor de la intervención del ejército estadounidense en Uganda, además de presentar una visión superficial del conflicto y colocar a su Jason Russell como un “salvador”.

De acuerdo con información del portal ABC.es, de los 14 millones que factura la compañí­a anualmente, el 50 por ciento se destina a la producción de pelí­culas y sólo el otro 50 a la causa social.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL