Para un consumidor actual, que una marca le ofrezca bienes o servicios de calidad, buenos precios y una amplia variedad de productos, ya no parecen ser suficientes, y más cuando lo que demanda al día de hoy son valores agregados que le permitan mantener su preferencia hacia determinadas firmas, y además crear vínculo emocionales con ellas.

La necesidad de ser sorprendidos y recibir más que un buen producto, ha llevado a la mayoría de las marcas en todo el mundo a poner especial atención en los requerimientos y exigencias del target, con el fin de generar campañas capaces de conectar con sus audiencias, a tal grado que les permitan ser sus favoritas y así favorecer su recordación, branding y ventas.

En este sentido, las activaciones cada vez más se convierten en acciones de marketing BTL altamente solicitadas, por parte de empresas de distintas industrias que ven en esta estrategia un aliado clave para mejorar su engagement, promoción y contacto con el consumidor.

Durante el año 2017, de los 51,789 millones de pesos invertidos en la industria Below The Line en México, 30.8 por ciento fue dirigido a la planeación y desarrollo de activaciones, es decir, más de 15,000 millones de pesos, monto que para el término de este año podría rebasar los 16,300 millones, según estimaciones del Departamento de Investigación de InformaBTL.

Conocer al consumidor, principio básico

Especialistas en mercadotecnia y grandes líderes de marcas coinciden en que, gran parte del éxito de una campaña, está relacionado con el conocimiento basto del público meta, ya que permite no solo identificar sus necesidades, sino también planear e implementar estrategias apegadas a dichos requerimientos del target, de tal modo que derive en una respuesta positiva por parte del consumidor, y al mismo tiempo se genere una experiencia de marca que sea ampliamente recordada.

Si deseas seguir leyendo, te invitamos a suscribirte a la revista de este mes, solo dando clic aquí.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL