Comunicar el lanzamiento de un nuevo producto no es tarea fácil, sobre todo cuando se trata de un artículo o servicio que ya cuenta con gran competencia a través de una gran variedad de artículos de la misma categoría en el mercado.

Cuando se trata de productos de consumo como alimentos la tarea es más complicada debido a que la mayoría de los consumidores son muy estrictos al elegir los productos que conforman su dieta diaria. (No necesariamente en la calidad nutricional, pero sí en cuanto a la marca se refiere).

En ese contexto, Beatriz Borrego, gerente de marca de Special K, firma que recientemente lanzó su nuevo cereal Special K Multigrano, explicó que un lanzamiento exitoso debe atravesar cuando menos tres etapas que son:

1).- Deseo: La primera debe estar orientada a detonar awareness y el deseo (volver el producto aspiracional) en el consumidor.

2).- Comunicación: En el punto de venta se debe disponer de material POP que permitan al consumidor comparar el nuevo producto con los ya existentes, y sobre todo resaltar las cualidades que lo hacen mejor que el resto de la competencia.

3).- Experiencia: La campaña debe incluir acciones que permitan  a los consumidores probar o utilizar el nuevo producto o servicio.

“El principal reto al lanzar un nuevo producto tiene lugar en la temporalidad, la cual puede influir directamente en su posicionamiento”, dijo la vocera tras reiterar que las claves de éxito en el lanzamiento de un producto son generar deseo, detonar el awareness y el sampling.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL