Hoy día, parece que los canales retail mantienen una estructura en la que el rey de los pasillos es el estante. Sin embargo, en un contexto donde estamos bombardeados de información y hay enormidad de marcas, la idea ya no es vender un producto, sino una experiencia.

Más notas relacionadas:
10 usb donde las marcas demostraron su creatividad
3 actitudes que harán brotar tu creatividad
Creatividad a mano alzada vertida en logos de grandes marcas

Veamos un ejemplo de alta creatividad, poco presupuesto, material POP atrayente y sobre todo un lugar que va más allá de ser un punto de venta tradicional para convertirse en un auténtico centro de entretenimiento.

Build a bear es una marca conocida por sus osos de peluche. Sin embargo, no nos centremos en la marca como tal sino en su estrategia BTL.

El primer paso en el proceso de compra consiste en un saludo por parte del personal. Los “vendedores” se convierten en guías, pues lejos de estar como policías atrás de ti durante tu estancia en la tienda, te explican el concepto de la marca, y te invitan a construir tu propio muñeco, a tu gusto, con los accesorios que tú elijas, entre otros elementos.

En este sentido, la personalización juega un papel muy importante en la experiencia de compra. Posteriormente, el shopper, que no necesariamente es un niño, realiza un recorrido por la tienda para terminar su muñeco. El detalle es la forma en cómo la marca hace que el consumidor pase más tiempo en la tienda.

Hoy día, hay marcas que transforman sus tiendas en centros de entretenimiento, pues esto les permite atraer al shopper y hacer que éste viva una experiencia de marca. En el caso concreto de este retail, es una buena estrategia tomando en cuenta que en cuestión de juguetes, Mattel es una empresa que lleva la delantera. No obstante, a veces las pequeñas empresas tienen mayores ventajas que una gran empresa.

Checa la siguiente galería:

PDV 7

PDV 8

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL