El sector de la comida rápida está muy competido ya que hay grandes exponentes como McDonald’s y día a día van surgiendo nuevos retailers que ofrecen variedad de productos a costos más accesibles, sin embargo Burger King, se ha consolidado en el gusto de los amantes de las hamburguesas y eso se debe a que ha explotado de manera creativa el below the line en sus campañas de marketing.

Este fast food retailer cerró el 2015 con un valor de marca de tres mil 169 millones de dólares (mdd) colocándose sólo por debajo de KFC (12 mil 649 mdd), Subway (22 mil 561 mdd) y McDonald’s (81 mil 162 mdd), esto de acuerdo con información de Millward Brown.

En esta ocasión, Burger King decidió aplicar el experiential marketing en Nueva Zelanda pues lanzó una peculiar promoción en sus redes sociales de aquel país, para que sus consumidores pudieran experimentar en su propia casa el cocinar una de sus famosas whoppers.

Los afortunados pueden ganar un kit especial que consiste en una caja con panecillos, salsa, verduras, servilletas y demás aditamentos que utilizan sus cocineros para crear sus famosas hamburguesas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL