Los festivales se han convertido para las marcas en la oportunidad perfecta para promocionarse y para ello se apoyan del below the line para que sea más efectivo, tal y como lo hizo Burger King en las pasadas Fallas de Valencia en España, donde sorprendió a sus consumidores con un experiential marketing único.

Burger King se ha consolidado como uno de los fast food retailers preferidos por los millennials y a pesar de que el 2014 no fue su mejor año en ventas (mil millones de dólares) a comparación del 2009 en el que vendió dos mil 500 millones de dólares, sigue apostando por innovar tanto en sus productos, como en sus puntos de venta y por supuesto en la forma en que hace marketing.

Junto con la agencia Ymedia, este fast food retailer instaló tres mupis en diferentes partes de la ciudad (incluyendo paradas de autobuses) para que cualquier persona pudiera solicitar una de sus ya clásicas hamburguesas y en cuestión de minutos recibirla para poder degustarla al instante.

Te dejamos esta acción below the line que demuestra por qué Burger King se ha convertido en una lovemark de millones de personas en todo el mundo e incluso por qué hasta McDonald’s ha tenido que “atacarlo” en su campañas de marketing promocional:

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL