Las experiencias de marca favorecen las oportunidades para fomentar relaciones significativas, impulsar ventas y atraer nuevos mercados. De hecho, las experiencias de marca se han convertido en una practica común en el marketing de las marcas, lo que ha impactado a una amplia gama de industrias desde marcas de consumo, retail y comercio electrónico.

En mercados como América Latina y Europa, el consumidor sigue haciendo compras en la tienda física, pese a que las compras online crecen a pasos acelerados. De modo que hablamos de un consumidor flexible que gusta de comprar en línea y acudir al establecimiento físico. 

En México, el desarrollo de marcas a través de experiencias ha cobrado una relevancia muy importante. La llegada de Shake Shack al mercado mexicano es una muestra del interés de las marcas por entregar al consumidor una oferta que conecte de manera auténtica con el target. 

El reporte Experience is everything: 2019 Trends in experiencial marketing de Inspira, muestra que el comportamiento del consumidor ha cambiado en la última década. En lugar de comprar productos, el consumidor está eligiendo pagar por experiencias. Las marcas con mayor posicionamiento prosperan gracias a sus innovadoras estrategias que permiten a los consumidores acercarse a la marca en un entorno inmersivo, permitiendo a los consumidores descubrir por qué y cómo la marca es relevante para sus vidas.

En entrevista, Sergio Pérez, director de marketing en Shell México, ha señalado que la campaña “Vive el momento Shell” que lanzaron para comunicar su entrada al mercado mexicano tuvo como pieza clave mostrar la experiencia que ofrece estación y tienda de conveniencia de la marca. Una campaña que fue bien recibida por la industria del marketing en México. 

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL