Durante el Festival de #CannesLions2016, Comex y la agencia JWT se hicieron acreedoras a una presea de bronce en la categoría de Promo & Activation, gracias a la campaña Colormaps.

En entrevista, Javier Sosa, director de marketing de Comex, dijo que la idea es inspirar a las personas a través del embellecimiento de sus espacios. “Hay muchos elementos que nos ayudan a que esta misión pueda vivir en el día a día de las personas. Esta idea que nos trajo JWT nos permitió estar cerca de las personas y cambiar completamente el color de tres calles en México, en Guadalajara, en Monterrey en la Ciudad de México”, detalló.

De acuerdo con el vocero, lo importante iba más allá del color, pues el objetivo fue enaltecer la historia de las casas, de los comercios y de las personas en sí, y contribuir al tejido social, mediante la intervención de espacios icónicos.

Al preguntarle qué significa para ellos haber ganado esta presea de bronce, Javier expresó la alegría que representó haber trabajado con una agencia de la talla de JWT. “Nos eligió de entre otras marcas para lograr un contenido que fuera relevante no sólo a nivel local sino para el mundo de la creatividad”, puntualizó.

Pero, cuáles son las claves que llevaron a Comex y a JWT a obtener un león de bronce. En voz de Javier Sosa, el secreto en esta campaña en particular fue ir más allá de un anuncio. Hacer que las historias tengan un sentido, en este caso, se apeló a la influencia del color en el estado de ánimo.

“El primero es la historia que tenemos que contar a los ojos de nuestros clientes, la tecnología de Google que nos permitió hacer el primer catálogo de colores en el mundo, y la propia identidad y entorno social y cultural que tenemos, y que nos permite contar de una manera más emocional historias que combinan a una marca de pinturas con la vida del otro”, explicó.

Finalmente, el director de marketing aseguró que México puede convertirse en un referente mundial en cuestión de publicidad, pero las marcas deben comprometerse y hacer las cosas bien. Sin olvidar que la industria también debe poner su granito.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL