En un punto de venta, un escaparate es quizá una de sus piezas cruciales, ya que es gracias a este espacio que el público puede ver los productos con los que cuenta el retailer y decidir si es que entra o mejor busca otro espacio. Sitios como estos existen en prácticamente todas las tiendas y los hay de muchas formas, sin embargo, hay ciertos atributos comunes que tienen estos lugares. En las siguientes líneas mencionaremos algunos de los más importantes.

Una de las cualidades más importantes con las que debe contar todo escaparate es que esté realizado con creatividad y con originalidad. Esto sirve como un anzuelo para que los transeúntes se fijen en el material que está expuesto detrás de la vitrina, de acuerdo con datos de Mobiliario Comercial Maniquíes y Luks & Co.

Sin embargo, una vitrina creativa y original sin un mensaje es un error. Por lo tanto, se necesita tener diseñar un concepto que le transmita al público cuánto cuestan los productos, qué es lo que se ofrece e incluso el tipo de público al que van dirigidos.

De hecho, uno de los elementos que más debe destacar en un escaparate es el precio de los productos que se ofrecen, incluso se puede generar una estrategia con ellos para que el escaparate resulte aún más persuasivo y logre que los transeúntes entren al retailer.

Como sucede con todo mensaje, éste debe considerar el contexto en el que se desarrolla: habrá que considerar desde las tendencias que existen, los gustos y las preferencias de la gente a la que va dirigido el escaparate.

Como una especie de evolución natural, un escaparate se desarrolla y envejece, por lo que hay que cambiarlo periódicamente. Igual que pasa con la publicidad OOH, después de un determinado tiempo, deja de resultar llamativo y se vuelve parte del paisaje, por lo que será necesario montar algo nuevo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL