Para cualquier marca que genera productos existen distintas procesos que tiene una considerable relevancia en su operación diaria: uno de ellos radica en la generación del producto desde el área creativa, otro más radica en realización de la estrategia de marketing BTL (cuya inversión en México se prevé que llegue a los 58,181 MDP, según el Departamento de Investigación de InformaBTL) y medios que realiza para posicionar dicho artículo en el mercado. Sin embargo, hay una parte que resulta elemental, pero que muchas personas no tiene clara. Nos referimos a la logística que debe tener toda empresa. ¿Cuales son las etapas básicas que debemos considerar en dicho ramo? En las siguientes líneas mencionaremos las más importantes e indispensables.

Una primera etapa principal de la logística radica en en la producción de un producto determinado, de acuerdo con datos de Cursos Femxa. Con esto no nos referimos a artículo desde cero, sino cuando ya se desarrolló creativamente y está listo para desarrollarse de manera masiva, por decirlo de un modo.

En este primer estadío se consiguen los insumos para generar el producto, cuáles son las piezas que se tienen que hacer primero, cuáles después, cómo y en qué orden se va a ensamblar todo y, por supuesto, cuales son los procesos de calidad a los que debe someterse el bien en cuestión.

Una segunda etapa de la logística la encontramos en la gestión y almacenamiento de los productos e insumos. Este estadío funciona de manera muy estrecha con la parte anterior, en el entendido de que en esta parte se guardara la materia prima que se usa para hacer un producto, pero, al mismo tiempo, se guarda al producto mismo, ya terminado. ¿Cómo.se debe guardar? ¿Cuáles son los packaging y el embalaje que se usará para dicho almacenamiento? ¿Dónde se colocará todo? Esas son algunas preguntas que se responden en esta parte.

Pero de nada nos sirve tener los productos perpetuamente almacenados en una bodega, sino que habrá que distribuirlos para que puedan llegar al consumidor. Aquí radica la tercera parte de la logística, la cual precisamente verificará rutas y métodos eficientes a través de los cuales se pueden repartir los bienes generados.

De acuerdo con datos de Milenio, se estima que en México se destina el 13.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), a los costos e infraestructura logística; mientras en países como China e India alcanza el 17 y el 22 por ciento, respectivamente.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL