La consultora Focus Market realizó un estudio donde hizo una comparación en precios de alimentos en las góndolas argentinas y los comparó con dos países latinos: Brasil, Chile y Perú.

Como si se tratara de la fórmula de cuánto de alcanza para comprar una hamburguesa, la consultora aplicó lo mismo pero con huevos. Ana docena de huevos en la Argentina cuesta $30,41; en Brasil $21,18; en Chile $19,06 y en Perú $14,22.

Otro tanto pasa con el kilo de manzana, que en la Argentina cuesta $28,10; en Brasil $24,96; en Chile $18,31 y en Perú $21,33.

La investigación arrojó que frente a una inflación anualizada, que calcula superior al 42%, los precios de los alimentos en la Argentina en términos nominales en pesos, al convertirlos al tipo de cambio oficial en dólares terminan siendo más caros que otros países de la región tomando como referencia la misma unidad de medida monetaria.

Otra de las razones de la diferencia de precios es atribuida a la presión tributaria local. Indica el informe que la carga tributaria respecto del producto bruto interno pasó del 23% en 2003 al 38% en 2015, lo que determinó que la incidencia impositiva tuviera una alta participación sobre los costos”en materia de producción y distribución de alimentos en el territorio nacional.

En cuanto al peso de los costos laborales, el informe indica que los salarios de los trabajadores formales en la Argentina han crecido por encima del nivel de productividad alcanzado, lo que genera una diferencia importante en el precio sobre el costo de producción y distribución de los alimentos.

En cuanto a la intermediación comercial, de acuerdo al Indice de Precios de Origen del Productor al Consumidor de acuerdo a la CAME en promedio es de 5,1 veces.

En julio, en promedio, el productor recibió el 27,9% del costo pagado por el consumidor en góndola por el alimento, con un aumento de 2,7 puntos porcentuales frente a la participación obtenida en junio y de 4,9 puntos frente a la obtenida en mayo pasado.

Los alimentos con menos participación del productor en el precio en julio fueron la pera, el limón y la mandarina donde el cosechador recibió apenas el 9% del valor por cada kilo, indica el informe.

shopping, retail, supermercado

Fotos: Bigstockphoto

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL