Las ferias son una importante herramienta del marketing y un medio de comunicación y escaparate comercial muy importantes. Las ferias tienen una vertiente publicitaria y una estrategia de venta.

Por su parte, la exposición es una técnica de ayuda a la venta, un medio de presentación privilegiado, para un gran número de clientes potenciales, en un periodo de tiempo y un espacio delimitado. Son un fenómeno de aceleración del proceso de venta que permite optimizar la relación coste de venta/cliente, en un entorno privilegiado para una venta profesional.

shutterstock_101447341

En una exposición intervienen todas las variables del marketing. La empresa presenta a todos los visitantes sus productos, su precio, su distribución, su publicidad, su promoción y su fuerza de ventas, poniendo más énfasis en alguno de estos elementos, de conformidad con los objetivos que pretenda alcanzar. Y en esta herramienta el stand es un fiel representante.

Entre los objetivos de estas estrategias en un salón, es preparar la feria a minuciosamente, pero también hay que decir que están varios tipos de exposiciones:

  • Las ferias nacionales e internacionales, con carácter general o multisectorial, abiertas tanto a los profesionales como al gran público
  • Los salones especializados, reservados a los profesionales
  • Los congresos o jornadas técnicas, más orientados hacia la información que hacia la comercialización

Entre los objetivos del marketing de salón se encuentran: Introducir nuevos productos, reforzar la imagen de la empresa, construir o ampliar la lista de clientes potenciales, potenciar el proceso de venta, vender directamente a los consumidores, reafirmar las relaciones con los futuros y actuales clientes, estudiar su mercado, proceso de decisión de compra de los visitantes y de paso aprovechar para estudiar los productos y servicios dela competencia.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL