A rasgos muy generales, los bienes raíces son herramientas de inversión muy sencillas. Se pone dinero para comprar o construir un inmueble que, con el paso del tiempo o tras una venta inmediata, creará un cierto retorno de inversión. Sin embargo, hay mucho más factores en juego detrás de este mercado. No solo en el aspecto financiero, con apoyos e incentivos que no siempre salen como se quería. Las condiciones del edificio influyen en el resultado.

En este sentido, es muy importante que las personas conozcan mucho más que lo básico del mercado de los bienes raíces. Y, claro, para tener un rendimiento mucho muy por encima del promedio, tienen también que tener una información más avanzada que una noción general de cómo funciona la industria. Por supuesto, por eso el consejo en la gran mayoría de los casos es solicitar el apoyo de especialistas o profesionales inmobiliarios conocedores del sector. 

Dos puntos que se deben saber en bienes raíces

Sin embargo, los inversionistas de todas formas deben tener ciertos conocimientos puntuales, tengan asesoría de expertos en bienes raíces o no. Esto les dejará tomar mejores decisiones de negocio en el corto, mediano y largo plazo. Asimismo, les ayudará a manejar cualquiera de  sus perspectivas económicas para el retorno de inversión del edificio. De acuerdo a Fernando González, Broker en RE/MAX Plus en Ciudad de México, el primero es el tipo de inmueble:

Se debe de observar que hay diferentes tipos de bienes raíces. Los que más crean ingresos son los locales comerciales. Después están las oficinas, aunque hoy está demasiado ofertado el mercado en la capital. De ahí siguen las bodegas, siempre muy nobles y por su versatilidad siempre están rentadas. Al último es casa-habitación, que son las que menos generan. Pero siempre invertir en bienes raíces siempre será mejor que otros instrumentos financieros.

Asimismo, el experto de RE/MAX apuntó que se debe de conocer la tasa de retorno de los bienes raíces. Apunta que hace unos años eran bastante altas y eran el mayor atractivo de la inversión en este mercado. Sin embargo, afirma que hoy en día la mejor forma que los edificios ganan valor es a través de la plusvalía. Además, se debe recordar que éste concepto se puede desarrollar tanto con el tiempo y con factores contextuales, como el valor de la zona alrededor.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL