Más del 50% de las decisiones de compra se hacen orientadas por la percepción del color. De ahí que la teoría sea de suma importancia al momento de diseñar un logotipo o un empaque de cualquier marca o producto. Bajo esta lógica y de acuerdo a un nuevo estudio, existe un color que se debería evitar a toda costa.

Notas relacionadas:
6 datos sobre el impacto del color en el punto de venta que no debes ignorar
¿Cómo ocupar la psicología del color en los espacios para influir en los consumidores?
Art street como herramienta de marketing: 5 claves de Comex

Si se quiere causar una buena primera impresión desde la identidad visual de una marca que vaya más allá de un logotipo o el anaquel, es indispensable prescindir del rojo. Así lo indica un estudio publicado en el Journal of Business Venturing, en donde además se recomienda tener imágenes del producto o prototipo cuando se hace una propuesta de negocio para tener una percepción positiva del plan de negocio, pero eso sí, se debe evitar el uso del rojo.

La investigación estuvo a cargo de Richard Chan de la Universidad Stony Brook del Colegio de Negocios y de H. Dennis Park de la Universidad Drexel en Filadelfia, ambos estudiaron la competencia que se establece en los planes de negocios basados en encuestas.

El descubrimiento más importante para efectos de mercadotecnia fue que el uso del rojo en los logotipos ahuyenta a los inversionistas. Esto porque las decisiones de negocios se toman a partir de información rápida basada en la heurística, es decir pequeños impulsos mentales que derivan en decisiones.

Según esta investigación el rojo se relaciona con perdedores y errores. Aunque en la actualidad el éxito de marcas como Coca-Cola, KFC, Red Bull, Colgate, Canon, Kellogg´s, LG, Nestlé, Toyota, Levi’s, YouTube, entre otros,  podrían poner en entredicho la validez de este estudio.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL