• La historia entre Tiktok y el gobierno de Estados Unidos, Donald Trump, comienza desde agosto, cuando el presidente anunció un mandato con una orden que prohibía que las empresas estadounidenses pudieran hacer transacciones con la aplicación.

  • Sin bien Tiktok ha sido una de las redes sociales que más crecimiento han tenido, en los últimos años, superando por mucho a gigantes tecnológicas como Facebook, Twitter y demás Rees sociales. Tal parece que la guerra comercial contra una de las mayores economías del mundo tiene tintes personales.

  • De acuerdo a funcionarios chinos, el que ByteDance debe hacer una venta forzada hará que tanto la empresa, como el gobierno de china, se vean débiles ante la presión de la Casa Blanca.

 

La historia entre Tiktok y el gobierno de Estados Unidos, Donald Trump, comienza desde agosto, cuando el presidente anunció un mandato con una orden que prohibía que las empresas estadounidenses pudieran hacer transacciones con la aplicación.

Los primeros golpes fueron contra al app, tal mandato impedía que Tiktok pudiera ganar anunciantes, ser descargada o ser proveedor, al mismo bolso entró WeChat. De acuerdo a esta orden del presidente ByteDance, empresa desarrolladora de la red social, se vio orillada por Estados Unidos a ser vendida o cerrar su servicio en el mercado de la región.

Para llegar a este escenario tuvieron que pasar muchas cosas, y muchos ingredientes se agregaron a este caldo caliente, que es esta relación, donde con solo 10 días para concluir con las negociaciones, Tiktok tiene todo puesto para perder.

Complicaciones de las negociaciones

Sin bien Tiktok ha sido una de las redes sociales que más crecimiento han tenido, en los últimos años, superando por mucho a gigantes tecnológicas como Facebook, Twitter y demás Rees sociales. Tal parece que la guerra comercial contra una de las mayores economías del mundo tiene tintes personales. En el primer evento electoral de Trump, llevado en Tulsa, fue boicoteado por usuarios de la aplicación, dejando un evento semivacío y dejando un completo fracaso en el primer escalón del procesos electoral del Trump.

Sin embargo no solo es Estados Unidos quien ya está metiendo presión a esta fórmula, ahora también es el gobierno de China, quien recientemente declaró que se opone a que la empresa ByteDance realice una venta forzada de sus operaciones y que prefería que la aplicación cierre en ese país.

También puedes leer:

De acuerdo a funcionarios chinos, el que Tiktok debe hacer una venta forzada hará que tanto la empresa, como el gobierno de china, se vean débiles ante la presión de la Casa Blanca. Estas declaraciones parece que estas negociaciones van más allá de una simple transacción, sino que ya hay gobiernos inmersos y jugando en este tablero. Pese a esto ByteDance tiene el reloj contando y está a unos días para vender o quedar fuera de uno de sus mercados más importantes de la aplicación.

Tiktok dijo ante Reuters que el gobierno de China no ha sugerido nada, personalmente, sobre sus negociaciones en Estados Unidos o en otros mercados.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL