Hay agencias BTL que cuentan con equipos sorprendentes para ejecutar una idea. Todas las agencias comprenden el juego. A quién ofrecer, qué vender, cómo diseñar una estrategia, etc. Sin embargo, es común ver activaciones de marca que no generan un buen engagement con el público meta.

Una de las principales preguntas que se debe hacer un departamento de mercadotecnia es si está realizando una alianza estratégica con la agencia correcta, debido a que si no conoce el mercado de la marca no se logrará causar un verdadero impacto y la activación pasará sin pena ni gloria.

El principal error que se comete al realizar activaciones de marca es centrarse en aspectos como la calidad, las características y beneficios del producto. Sí, puede ser importante destacar estos elementos, ya que se puede distinguir el producto o servicio de la competencia durante la activación; incluso se podría mejorar —si se tratara de un nuevo producto— facilitar la compra del producto, así como su compra repetitiva.

Sin embargo, no es lo que buscamos con las activaciones de marca. La clave aquí es generar experiencias. Mientras que algunas agencias —o marcas— se centran en aspectos como la calidad, características y beneficios como pilares de sus activaciones, las marcas con un mayor engagement se enfocan en crear dinámicas que ofrezcan una vivencia única con la marca.

De hecho, un reporte de Deloitte señala que los consumidores se están definiendo cada vez menos por el número de cosas que poseen y más por qué tan completas están sus vidas en términos de posesiones y experiencias.

Por tanto, hoy en día el éxito de las activaciones de marca está en la creación de experiencias. Por ejemplo, si hablamos de una marca de tecnología y ésta a través de creatividad, novedad y conveniencia hace que el público se entere de las características del producto la activación tendrá mayor impacto que si sólo se hablara estos temas técnicos en una sola exposición.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL