La creación de experiencias que favorezcan el branding de una marca, es sin duda una tendencia que prevalece, esto motivado no solo por un cambio a nivel organizacional dentro de una empresa, sino también por lo relevantes que son para el consumidor.

Cuando una marca decide llevar a cabo un evento o crear campañas que motiven la interacción entre sus consumidores, la integración de herramientas tecnológicas, así como plataformas digitales, se ha vuelto una constante dado el alcance que puede darle a la compañía y lo benéfico que resulta para la experiencia. Sin embargo, para mejorarla y lograr que el público meta conserve un buen recuerdo de lo que ese evento, activación u otra acción de marketing le dio, es necesario que las empresas añadan un factor que ha cobrado gran relevancia: responsabilidad social.

Acciones sustentables para mejorar el valor de marca y sumar al target

La demanda de mejores prácticas por parte de las compañías es cada vez más cuestionada por los consumidores, quienes ahora los exhortan a ser parte de soluciones a problemáticas que aquejan a una comunidad o ecosistema.

Ante este escenario, la tendencia a implementar acciones sustentables tanto al interior de las corporaciones como en sus campañas de marketing ha aumentado, una práctica que podría convertirse en parte esencial de la cultura organizacional de decenas de corporaciones.

Pero aun con un alza en la creación de eventos verdes como el creado por Cerveza Pacífico en el carnaval de Mazatlán en 2015, o activaciones donde haya máquinas recolectoras de latas vacías como la que llevó a cabo Herdez el año pasado, entre otras estrategias, aun existe cierto nivel de escepticismo hacia ellas y los beneficios que pueden proveer.

Lorena Sánchez, directora general de MP Marketing Group mencionó que, más que ser una tendencia BTL, añadir el factor sustentabilidad a las distintas campañas de marketing realizadas por una compañía debería ser una filosofía que guíe sus acciones y crecimiento.

Compartió que, lejos de representar un gasto, cada práctica sustentable es realmente una inversión porque, si bien en un inicio una compañía debe adquirir cierta tecnología o contratar servicios de un mayor precio, los beneficios que obtendrá no solo se relacionan con aprovechamiento de recursos y branding, sino también con una mayor preferencia por parte de su target.

Un estudio hecho por Unilever a nivel mundial en 2017 mostró que un 33 por ciento de los consumidores preferían comprar productos de marcas que hacían un bien social o mediambiental, además de que en Reino Unido un 53 por ciento de los compradores manifestó sentirse bien cuando adquirían productos que se han fabricado bajo procesos amigables con el medio ambiente.

Desde hace 35 años, Natura, empresa de venta directa de cosméticos, ha usado repuestos de plástico de doble uso para el contenido de sus productos, lo cual ha contribuido a retirar cerca de 1,600 toneladas de plástico anualmente, y en noviembre de 2018 firmó el Compromiso Global por una Nueva Economía de los Plásticos, iniciativa de la ONU y Fundación MacArthur, que busca aumentar la cantidad de envases de reutilizabas.

De acuerdo con Sánchez, este tipo de buenas prácticas siempre añaden valor a una marca, lo cual hace de ellas una inversión real, además de una acción que impacta de manera positiva al shopper porque despertará en él la necesidad de involucrarse en lo que la marca hace y con ello también ser parte de la solución a un problema.

En la última edición de Festival NRMAL, realizado en la Ciudad de México, se dispuso de vasos de plástico para que el consumo de una sola persona fuera en un solo contenedor y con ello evitar la utilización de vasos desechables, lo cual dio como resultado una reducción de 4 veces la cantidad de recipientes para bebidas, además de que los asistentes pudieron conservarlos como recuerdo del evento.

Uno de los objetivos que todas las firmas persiguen, independientemente de si se trata de bienes o servicios, es conseguir y mantener la lealtad de sus clientes, por lo que diseñar y ejecutar estrategias de marketing sociales permitirá que los consumidores sean fieles incluso en términos de compras efectuadas, lo cual da cuenta de lo redituable que es llevar a cabo campañas sustentables.

Sin embargo, aun cuando se tenga la intención y capital suficiente para generar estrategias sociales y sostenibles, es necesario que cada corporación se asesore con profesionales expertos en el tema, como los colaboradores de Agencia Verde.

Mediante sus diversas áreas de especialidad y servicios, esta agencia integra, de principio a fin, aquellas acciones que garantizarán la obtención de objetivos y KPI’s, siempre con el elemento sostenible detrás.

Desde la concepción de una idea, hasta el desarrollo de campañas integrales que aborden al cliente en cada punto de contacto, son algunas de los servicios que una marca puede obtener al aliarse con Agencia Verde, además de que con la optimización de la inversión es capaz de ofrecer estrategias socialmente responsables de principio a fin, sin dejar de lado la integración de tecnología que ayuden a saber cómo se usará cada recurso natural, adicional a las medidas que se tomarán para retribuir el impacto al medio ambiente y sociedad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL