Una pregunta que la gente siempre se hace. Y aunque hay miles de libros que te dan recetas para hacer cosas “creativas” o para pensar “out of the box”, no hay nada que te asegure que al seguir los pasos termines siendo creativo.

Más artículos de Luis Ángel Quintero:
Quiero ser creativo
Selección de marcas
Creativos sub-17

Hay algo que podemos seguir para ver como trabaja una mente creativa, un ejemplo que tenemos cerca: los niños. Los peques son por naturaleza creativos, porque no conocen las reglas de nada y eso les da la libertad de hacer lo que quieran, aunque ellos tienen una censura muy fuerte a sus ideas de parte de sus padres, maestros y familiares, que constantemente los “educan” con frases como esta: “no dibujes fuera de la raya”, “así no son las flores, animales, coches, etc.”, “no puedes jugar con la caja de cereal”, “así no se hace”, “no puedes”, “no lo hagas”, etc., etc., todas estas son frases con las que crecemos y en la vida adulta, no nos dejan hacer cosas diferentes por miedo a, paradójicamente, ser diferentes.

La creatividad no es una receta en un libro ni pasos a seguir como baile, más bien son rasgos o características, que hacen que la gente que los hace sean considerados creativos.

Uno de estos rasgos es el riesgo. Hay que arriesgarse a pensar de otra forma, a no hacer las cosas como nos dicen, a fracasar, a exponer una idea y a hacer el ridículo. Si evitamos estos obstáculos o barreras mentales y probamos nuevas formas de hacer las cosas, el resultado también será otro.

Otro rasgo es el de buscar cosas diferentes. Suena fácil, pero en la práctica no lo es. Siempre comemos las cosas que nos gustan, escuchamos la música que nos gusta, estamos con la gente que conocemos, etc., pero esto no genera nuevas ideas, sino rutina, que es lo contrario a la creatividad. Para buscar cosas diferentes hay que probar, oler, sentir, ver, escuchar y vivir cosas que no hayamos probado antes. Estar con gente diferente a la de siempre y hablar con ellos, para aprender un punto de vista diferente.

¿Suena difícil? Pues no lo es, estamos rodeados de cosas que no conocemos, desde marcas que no usamos en el super, la gente que nos rodea en la calle o transporte, hasta sabores, olores o lugares que nunca hemos experimentado.

Intenta hacer estas dos cosas esta semana, descubrirás que tu mente será un poco más abierta y tolerante, que una vez que intentas hacer cosas nuevas y diferentes, lo que hacías antes resulta aburrido o por el contrario se revalora desde un punto de vista que no tenías.

Prueba, toca, habla, vive cosas nuevas y le darás a tu vida tendrá un toque de creatividad…
y si no sucede, por lo menos te vas a divertir de forma diferente.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL