Este domingo los aficionados del fútbol americano por fin verán el partido del Super Bowl. Los afortunados estarán en el Levi’s Stadium, otros tantos en restaurantes y bares para ver el juego a través de las pantallas.

En este contexto, Microsoft preguntó a los fanáticos de este deporte: ¿Qué tal que su día de juego no estuviera confinado sólo a su pantalla de televisión, y en su lugar abarcara toda su sala de TV y además tomara su mesa de centro?

A propósito del juego, la marca de software y hardware aprovechó la ocasión para promocionar su lanzamiento HoloLens. Se trata de una computadora holográfica, cuya tecnología permite generar mayor impacto en el usuario.

Con esta innovación de la marca, los jugadores favoritos podrían cobrar vida a través de gráficos en 3D de alta definición. De modo que los usuarios pueden ver el campo desde diferentes ángulos, todo mientras los marcadores del Fantasy se actualizan en tiempo real, sin la necesidad de que vean otra pantalla.

Este nuevo concepto, que según la marca podría revolucionar los siguientes 50 años del juego, además de cambiar la experiencia en los usuarios puede ser de interés para los retailers, pues gracias a la realidad virtual es como los probadores de ropa y accesorios en algunas partes del mundo se han tornado mucho más intereses.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL