La planeación, generación y ejecución de los patrocinios es una de las principales herramientas de marketing que se usa entre empresas que buscan llegar a un público meta en común. No obstante, hay muchas ocasiones en las que se tienen proyectos muy buenos pero no logran destacarse los puntos adecuados para persuadir de manera efectiva al patrocinador. ¿Cómo se puede lograr esto? En las siguientes líneas mencionaremos los puntos más importantes respecto a este tema.

Los patrocinios funciona de manera similar al co-marketing, puesto que dos empresas se asocian para obtener mejores resultados y llegar a un público considerablemente amplio. Si tomamos esto en cuenta, uno de los principales aspectos que habría que plantearle a un patrocinador es que tanto una marca como otra cuenta con targets iguales o muy similares, de tal modo que facilite la participación.

Sin embargo, previo al punto anterior, uno de los materiales que ayudará a persuadir al patrocinador es un plan de negocios sólido, en el cual se especifique qué es lo que se quiere realizar y cuál es el modo en el que se puede llevar a cabo.

Aunque parezca una acción de genuina colaboración empática, lo cierto es que en el mundo empresarial ningún lado se establece de manera fortuita. Habrá que comentarle al patrocinador cuál es la exposición que espera obtener al momento de participar en un patrocinio.

Por supuesto, otro de los aspectos que se tiene que garantizar y se deben explicar muy claramente al patrocinador es cuál es el retorno de inversión que puede obtener con su participación en el patrocinio, así como el valor agregado que le ofrece estar en dicha categoría.

Uno de los aspectos más importante para convencerlo de su participación en un patrocinio será hablarle en todo momento con la verdad y también habrá que mencionar todas las aristas de su colaboración.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL